Quiénes son las mujeres que denunciaron los abusos sexuales del poderoso productor Harvey Weinstein

Thursday, 12 October 2017 09:35 Written by  font size decrease font size decrease font size increase font size increase font size

Luego de una publicación del diario de The New York Times, salieron a la luz más casos sobre el todopoderoso hombre de Hollywood. Los escalofriantes relatos de las víctimas


Las denuncias sobre los abusos y acoso sexual del productor de cine Harvey Weinstein aumentan. Hasta el momento, 26 mujeres han contado sus encuentros con el poderoso hombre de Hollywood, quien gozó por casi 30 años de impunidad.
Todas las historias reflejan un comportamiento sistemático y una forma de actuar similar: invitaba a las actrices, en su mayoría novatas, a su habitación de hotel, en algunos casos les pedía masajes, en otros, simplemente actuaba con violencia y contra la voluntad de aquellas. Algunas cedían a sus pretensiones por miedo.

A continuación, un lista de las mujeres que, hasta el momento, han denunciado a Weinstein y los relatos sobre los abusos que sufrieron.

En 1996, la actriz arribó al hotel donde se hospedaba Weinstein. Judd creía que asistía a un reunión de negocios, sin embargo, el productor apareció en bata de baño y le pidió si podía darle un masaje o verlo en ducharse en el baño.
Emily Nestor
Durante su segundo día de prueba en la Weinstein Company, el productor la invitó a su habitación de hotel y le dijo que si cumplía con sus deseos sexuales podría impulsar su carrera.

La actriz llegó a un acuerdo de 100 mil dólares con el productor en 1997 tras un episodio en la habitación de un hotel durante el festival de Sundance, en los Estados Unidos.
Laura Madden
La ex empleada de Weinstein contó que este le pidió masajes mientras se hospedada en hoteles en Londres y Dublín, a comienzos de 1991.
La modelo Ambra Battilana Gutierrez, ex finalista del Miss Italia, contó que Weinstein "se le lanzó encima, tocó sus pechos y trató de meter la mano por debajo de su falda" en una reunión en Nueva York, en 2015. Luego, la modelo lo grabó como denuncia para la Policía, la que fue desestimada como prueba por la Justicia.
Zelda Perkins
La asistente contó que ella y varias de sus compañeras de trabajo fueron acosadas sexualmente por Weinstein. Perkins amenazó en 1998 con contar al público los episodios vividos con el productor, sin embargo, las partes llegaron a un acuerdo.
Asia Argento, actriz italiana, contó que en 1997 uno de los productores de Weinstein la invitó a lo que ella creía era un evento de Miramax en el Hôtel du Cap-Eden-Roc, en la Riviera francesa.  Al llegar, se percató de que no había ninguna fiesta, solo una habitación de hotel vacía preparada por Weinstein. Al principio, el productor se mostró amable con ella y alabó su trabajo en cine, pero minutos más tarde salió con una crema y le pidió que le hiciera masajes. La hija del reconocido cineasta italiano Dario Argento dijo que, después de negarse al pedido de Weinstein, él le arrancó la falda, abrió sus piernas y le practicó sexo oral."Me aterrorizó. No se detuvo. Fue una pesadilla".
Lucia Evans
Lucia Stoller, ahora Lucia Evans, fue abordada por Weinstein en Cipriani Upstairs, un club en Nueva York, en 2004. Evans quería ser actriz y aunque había oído rumores sobre el comportamiento de Weinstein, le dio su número. Al llegar a un casting, Weinstein la atacó sexualmente y la obligó a practicarle sexo oral. "Sacó su pene de sus pantalones y tiró de mi cabeza". "Traté de escaparme, pero tal vez no me esforcé lo suficiente (…) Al final, me di por vencida", se culpó Evans. "Tengo pesadillas sobre él hasta el día de hoy".
Mira Sorvino
Mira Sorvino contó que el productor la acosó sexualmente durante el Festival Internacional de Cine de Toronto en septiembre de 1995. Ella estaba en una habitación de hotel con Weinstein, quien produjo la película que estaba allí para promocionar, Mighty Aphrodite, por la que más tarde ganaría su primer y único Oscar. "Empezó a masajear mis hombros, lo que me hizo sentir muy incómoda, y luego trató de hacerlo más físico", recordó la estrella, que consiguió salirse de las manos del magnate. Unas semanas más tarde, en Nueva York, Weinstein se presentó en su departamento sin avisar. La actriz le dijo a Weinstein que su novio estaba en camino, este se ofendió y se largó.


Una noche, a principios de los noventa, la actriz Rosanna Arquette iba a reunirse con Weinstein para cenar en el Hotel Beverly Hills para estudiar el guión de una nueva película. En el hotel le avisaron a Arquette que se reuniera con Weinstein arriba, en su habitación. Arquette recordó que cuando llegó, el productor abrió la puerta vistiendo solo una bata blanca. Él le dijo que su cuello estaba dolorido y que necesitaba un masaje. Ella se rió de la insinuación, pero a él no le importó y siguió con su plan: "Me agarró la mano y la tiró hacia su pene, que estaba erecto". El empresario se mostró desafiante y le señaló que estaba cometiendo un error enorme al rechazarlo, y nombró a una actriz y a un modelo que, según él, habían cedido a sus propuestas sexuales y tras eso sus carreras habían despegado.

Emma de Caunes, actriz francesa, se reunió con Weinstein en 2010 en una fiesta en el Festival de Cine de Cannes. Unos meses más tarde, la invitó a un almuerzo en el Hôtel Ritz, de París. En la reunión, él le dijo que iba a producir una película con un director famoso, que planeaba rodar en Francia y que quería darle el papel femenino. De Caunes respondió que tenía que irse, pero Weinstein le suplicó que lo acompañara a buscar el guión a su habitación. Cuando llegaron, recibió una llamada telefónica de uno de sus colegas, el productor se fue al toilette y dejó la puerta abierta. "Cuando colgué el teléfono, oí que la ducha estaba abierta", contó. Weinstein salió desnudo y con el pene erecto. "¿Qué estás haciendo?", le preguntó ella. Le exigió que se acostara con él en la cama y dijo que muchas otras mujeres lo habían hecho antes.

Jessica Barth, una actriz que conoció a Weinstein en una fiesta de los  Globos de Oro en enero de 2011, contó que este la invitó a una reunión de negocios y que cuando llegó le pidió que le hiciera masajes desnudo en la cama. Ella dijo que no y él se molestó. Luego, en un intento por calmarla, le prometió una reunión con una de sus ejecutivas. "Me dio su número, salí de allí y empecé a gritar".


La actriz denunció que fue acosada sexualmente por el hombre que la llevó al estrellato. Paltrow tenía 22 años cuando consiguió el papel que la llevaría a la fama. Harvey Weinstein la contrató para la adaptación en cine del libro Emma, de Jane Austen. Antes de comenzar el rodaje, él la convocó a su suite en un hotel de Beverly Hills para una reunión de trabajo. Todo iba bien hasta que Weinstein colocó sus manos sobre ella y la invitó a su habitación.


La actriz francesa fue hasta la habitación de Weinstein para discutir asuntos relacionados con el marketing de un film. "Me pidió un masaje y enseguida me abrazó con fuerza y me empezó a quitar el sweater".


La estrella contó que durante el lanzamiento de Playing by Heart, a finales de la década de 1990, él hizo avances no deseados sobre ella en una habitación de hotel, pero lo rechazó. "Tuve una mala experiencia con Harvey Weinstein en mi juventud, y como consecuencia, decidí no trabajar con él de nuevo y advertir a otros cuando lo hicieron", dijo Jolie en un correo al New York Times. "Este comportamiento hacia las mujeres es inaceptable".

En 1993, la actriz acompañó al productor a su casa porque este supuestamente iba a recoger algo que necesitaba. Cuando llegaron, Weinstein se desvistió y persiguió a Kendall desnudo por toda la casa.
Tomi-Ann Roberts
En 1998, Ann Roberts, una aspirante a actriz, fue invitada por Weinstein a su habitación del hotel para hablar sobre un filme que producía, pero cuando llegó, lo encontró desnudo en la bañera y la invitó a que también se desnudara y se bañara con él.

Dunning, antes actriz y ahora diseñadora de vestuario, fue a un cita de negocios en la habitación de un hotel donde se hospedaba Weinstein. Allí le ofreció un papel en una película, pero con la condición de tener sexo con él.

Durante una reunión con la actriz y guionista, Weinstein se disculpó un momento para luego aparecer en bata con la parte delantera descubierta. Luego entró a una bañera caliente y le pidió que lo viera masturbarse.

En el año 2007, Weinstein arrinconó a la periodista en un restaurante y luego se masturbó delante de ella.


La modelo denunció que el productor hizo avances sexuales sobre ella y trató de besarla luego de una reunión sobre una película. La actriz y modelo de 25 años dijo que primero recibió una "incómoda llamada", en la cual le preguntó sobre su sexualidad. "Me dijo que si era gay o decidía estar con una mujer especialmente en público nunca tendría un papel de mujer heterosexual o que nunca triunfaría como actriz". Luego, uno o dos años después, fue invitada a una reunión en el lobby de un hotel. Delevingne dijo que tan pronto estuvo sola con Weinstein, el productor empezó a "alardear" de cómo "creó las carreras" de actrices con las cuales afirmaba haberse acostado, antes de invitarla a su habitación. Aunque inicialmente se rehusó, terminó yendo. "En ese momento me sentí muy vulnerable", recordó. La modelo dijo que otra mujer estaba en la habitación y que Weinstein, uno de los hombres más poderosos de la industria, les pidió que se besaran. Ella intentó reducir la tensión preguntando si podía cantar y hacer una audición frente a él.

La actriz francesa Lea Seydoux detalló un encuentro que tuvo con el productor en un hotel.  "Él actuó como si me estuviera considerando para un papel, pero yo sabía que era una mierda, lo sabía porque podía verlo en sus ojos, tenía una apariencia lasciva, estaba usando su poder para obtener sexo", dijo. Cuando su asistente se fue del lugar, "comenzó a perder el control", agregó. "Estábamos hablando en el sofá, cuando de repente saltó sobre mí e intentó besarme; tuve que defenderme", dijo. "Él es grande y gordo, así que tuve que ser fuerte para resistirme".


A comienzos del 2000, el productor le insinuó que tenía que acostarse con él para obtener un papel en una de sus películas. Durante otra reunión, ya con el temor de que Weinstein fuera hacer una movida sobre ella, Graham canceló su cita, porque no se sentía segura.


La modelo denunció que durante una festival en Cannes, en 1997, Weinstein la llevó a su habitación de hotel y le pidió un masaje, pero ella lo rechazó. El productor entonces se ofreció a hacerle un masaje a ella. Brock se asustó, se encerró en el baño y le pidió que se vistiera.
Liza Campbell
La mujer fue contratada por el productor en 1995 para leer un guión, cuando se encontraba en la habitación del hotel en lo que ella creía una reunión de negocios, el productor ingresó al baño, se metió en la bañera caliente y le pidió que le enjabonara la espalda. Campbell se rehusó y se fue enojada del hotel.


Cuando tenía 18 años, la actriz británica tuvo una reunión con el magnate en la habitación del hotel donde se hospedaba. El productor la esperó con una bata. Garai dijo que sintió humillada por la situación.
Louise Godbold
Godbold contó que Weinstein la llevó en un tour por sus oficinas, ingresaron a una que estaba vacía y allí le pidió a ella un masaje. Godbold trató de negarse de la mejor manera para no enfadar al poderoso productor de cine.

 

Fuente: Infobae

Read 33 times
Rate this item
(0 votes)