Los jubilados iluminan el barrio Cuba

Wednesday, 06 December 2017 18:20 Written by  font size decrease font size decrease font size increase font size increase font size

Segundo Tábara (centro, de rojo) preside la Asociación King, del barrio Cuba, y con vecinos armaron el árbol de Navidad. 

En el barrio Cuba, la Asociación King es la encargada del armado del árbol y del nacimiento que en cada diciembre simbolizan el espíritu navideño de esta comunidad asentada en el sur de Guayaquil. Sus más de 20 integrantes son reconocidos porque mantienen una costumbre que se remonta hace más de 50 años.

De ahí que los asociados son vecinos de entre 50 y 80 años y que prácticamente han vivido toda su vida en el barrio Cuba. Algunos aseguran que los fondos para armar el árbol y el pesebre provienen de la cooperación conjunta.

“Este arreglo nos cuesta cada año entre $ 800 y $ 1.000. Todo lo hacemos por amor a la tradición. Es una forma de conservar y cultivar aún más el espíritu navideño entre los habitantes, sobre todo, para los más pequeños”, comenta Segundo Tábara Moreira, de 78 años, representante de la asociación.

Además de esta costumbre, todos los 10 de agosto celebran “la fiesta de los socios”, en la que recuerdan la fundación del grupo King, donde programan misas, celebran los cumpleaños de socios y vecinos, entre otras actividades.

Días previos a la Navidad regalan juguetes a los niños del barrio Cuba. El socio Bolívar Gómez (60) dice que busca apoyarse de “personas pudientes”. “Pero hasta ahora no hemos conseguido ayuda de otros lugares o personas”, comenta.

El armado del árbol les toma a los habitantes dos semanas. La estructura iluminada con decenas de focos multicolores permanecerá erigida en el barrio hasta el 8 de enero. Pero no es el único en la zona. Están levantando otro árbol y pesebre, para darle, dicen, más color navideño al sector.

La Asociación King está integrada en su mayoría por jubilados. Al no contar con entidades que los ayuden económicamente, ellos se valen del talento de cada uno para cumplir las labores de pintor, electricistas y así contribuir con la obra, además ahorrar dinero.

“Todos los miembros aportamos de alguna forma en su construcción. Nuestro compañero electricista, Jaime Llaguno (58), nos ayuda con la encendida de este tradicional árbol”, expresa orgulloso Bolívar, acompañado de otros integrantes del grupo King. (I)

Este armado navideño es un aporte a nuestra comunidad. Quisieramos que más barrios se sumen.
Bolívar Gómez, organizador

FUENTE: EL UNIVERSO

Read 33 times
Rate this item
(0 votes)