Dos arrestados y 17 países afectados por los huevos contaminados

Thursday, 10 August 2017 10:40 Written by  font size decrease font size decrease font size increase font size increase font size

La Comisión Europea ha confirmado que Bélgica utilizó un sistema para pedir información sobre posibles fraudes y con ello advertir de sus sospechas sobre el uso de fipronil en el sector avícola a Países Bajos.

Lo hizo el 6 de julio de 2017, dos semanas antes de que la alerta alimentaria por contaminación de huevos fuera transmitida a Bruselas. El problema ya afecta a diecisiete países y dos personas han sido detenidas en relación con la investigación del caso. El 6 de julio de 2017, Bélgica inició un caso de posible fraude transfronterizo a través de la herramienta de Asistencia Administrativa y Cooperación de la Red Europea de Fraude Alimentario. Sin embargo, el Sistema Europeo de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos no fue activado hasta el 20 de julio por las autoridades belgas. La Comisión justifica el retraso en que no todos los casos de alerta de salud pública son fraudes ni todos los fraudes relacionados con la alimentación suponen necesariamente un problema de salud pública. Aunque Bruselas ha confirmado que la primera comunicación de las autoridades belgas a las holandesas sobre el caso de fipronil se produjo a principios de julio, el ministro de Agricultura belga, Denis Ducarme, ha acusado al gobierno holandés de no responder a una advertencia sobre la presencia de este insecticida en altas cantidades en productos avícolas ya en noviembre de 2016. La agencia alimentaria holandesa, NVWA, ha reconocido que tenía constancia de la utilización de fipronil en las granjas pero no de una posible contaminación de los huevos. La Comisión Europea ha aclarado que el procedimiento comenzó con un mero intercambio de información bilateral entre Bélgica y Holanda por un posible fraude. Y estos intercambios de información no son monitorizados por la Comisión Europea. El caso es distintos en lo referente al Sistema de Alerta Rápida, donde el rol de la Comisión, ha explicado su portavoz Daniel Rosario, "es verificar las notificaciones e informar a terceros países" en caso de que exista un problema de salud pública. Este era el caso cuando Bélgica informó a la UE el pasado 20 de julio y "eso es exactamente lo que hicimos", ha subrayado Rosario. Bruselas insiste en cualquier caso en evitar el "juego de acusaciones" y actuar de manera "decisiva, coordinada y transparente" para solucionar cuanto antes el problema. Casi una veintena de países afectadosLa Fiscalía de Amberes ha comunicado se han llevado a cabo 11 registros en relación con el uso fraudulento de fipronil tanto en Países Bajos como en Bélgica. Según medios holandeses, durante los registros, dos dirigentes de la empresa holandesa especializada en desinfección de granjas avícolas ChickFriend habrían sido arrestados por haber utilizado deliberadamente una cantidad excesiva de insecticida y con ello, poner en riesgo la salud de la población. Su proveedor belga, Poultry-Vision, también está en el ojo del huracán. La actualización de la alerta iniciada por Bélgica el pasado 20 de julio por contaminación de huevos por fipronil, y cuyo contenido confirma la Comisión, indica que ya son dieciséis los países europeos afectados (Austria, Bélgica, Alemania, Países Bajos, Francia, Dinamarca, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, Suecia, Suiza y Reino Unido), además de Hong Kong. La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición confirmó ayer que por el momento España no se encuentra entre los países que recibieron partidas de huevos contaminados con Fipronil.

Fuente: El Mundo 

Read 77 times
Rate this item
(0 votes)