Bacterias en tu refrigerador

Wednesday, 13 December 2017 15:37 Written by  font size decrease font size decrease font size increase font size increase font size
Bacterias en tu refrigerador Hacer la limpieza profunda de la refrigeradora una vez por semana es lo más recomendable.

Aunque no lo creas la nevera es un lugar de alta contaminación después del sanitario de la vivienda.

Así reveló un estudio realizado en el 2010 sobre higiene en los hogares. El mismo analizó 180 hogares en Australia, Canadá, Alemania, India, Malasia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Reino Unido y Estados Unidos. Hallaron que el 40% de las neveras tenían poblaciones bacterianas o moho con capacidad para afectar a los alimentos conservados.

Entre los patógenos más frecuentes en neveras se encuentra la bacteria fecal Echerichia coli, que suele venir del exterior mediante la contaminación de las bolsas de plástico que guardan el alimento, y especialmente si estas han estado en contacto con bolsas de la compra reciclables. El estudio constató un alto índice de poblaciones de esta bacteria en ellas, ya que no suelen lavarse tras transportar los alimentos.

Otra bacteria común en los espacios fríos es Aeromonas hydrophila, que prospera en el pescado y el marisco cuando comienzan a segregar líquidos. También Listeria monocytogenes en el queso fresco, embutidos, carnes y leche y la Yersinia enterocolitica en productos cárnicos como el cerdo.

Para limpiarla de manera óptima desenchufa el aparato de la corriente. Desocupa todos los espacios. Puedes limpiar de manera natural con una solución de vinagre pero si hay manchas en el interior de tu nevera deberás emplear cloro. Inmediatamente después frota con un trapo limpio y seca todas las superficies, estantes, hueveras y cajones. Lava los elementos desmontables y ponlos a secar antes de introducirlos nuevamente. Evita el uso de estropajos para no dañar la superficie.

Frutas más seguras

Frutillas y moras son vulnerables a bacterias y requieren una desinfección profunda. Si bien, puedes hacerla con unas gotitas de cloro en abundante agua, también puedes diluir una cucharadita de bicarbonato de sodio por cada litro de agua y poner a remojar la fruta ahí por 10 minutos.

 


Fuente: El Universo

Read 30 times
Rate this item
(0 votes)