Home Espectáculo Una historia de amor en el Guayaquil de los años 50

Una historia de amor en el Guayaquil de los años 50

by editor

Una propuesta teatral que se remonta al Guayaquil de los años 50 y a un hecho que marcó la vida de Martha, de su padre Ramón y de Juan Andrés, el joven a quien ella, a sus 18 años, le entregó mucho más que su corazón, se presenta esta noche en El Altillo. Se trata de Solamente una vez, del actor y director cubano Mario Jiménez.

“Es una obra guayaquileña, los sucesos ocurren en Guayaquil, tanto los que ocurren en la actualidad como el suceso que desató todas estas historias que están relacionadas en la obra”, señala Jiménez, quien además actúa en la obra teatral.

Explica que una de las escenas retrata la primera vez que se vio en Guayaquil un show de Los Panchos y “que fue solamente una vez”. “Esa noche unos enamorados se escapan para asistir al concierto, y el padre de la chica, celoso, borracho, sigue a la chica para descubrir con quién salía y pistola en mano se le va encima al enamorado”, dice el autor.

En esta obra interviene la actriz guayaquileña Maricela Gómez como doña Martha. “Es un personaje de una adulta mayor, es una mujer que ha pasado por muchas cosas en la vida. Nunca tuvo hijos, entonces vive con esa amargura de la soledad”, cuenta la expresentadora de El club de la mañana, de RTS.

Añade que cuando Jiménez le propuso este personaje “realmente” se quedó encantada, porque es un “personaje lindo y a los adultos mayores se les permite todo y en todo momento se los ve tiernos”. En la obra su hija, Emily Moreno Gómez, caracteriza el mismo personaje (Martha), pero en la juventud; Jiménez es Juan Andrés; Gustavo Rivadeneira encarna a Ramón, padre de Martha; y Cynthia Bailón a la enfermera.

“Aunque Ramón Bienes es un hombre que ha cometido errores terribles en su vida, luego se propone reparar la desgracia que causó a su hija Martha. Rescato entonces el amor por su fa milia y su mensaje de valorarla porque la vida es muy corta y mientras podamos debemos expresar afecto y comprensión a nuestros seres queridos”, dice Rivadeneira sobre su rol. Señala que para él fue un reto “interpretar a un personaje rudo, agresivo en extremo”.

Fuente: El Universo

Related Articles