Home Internacionales El Vaticano condena abusos de sacerdotes en Pensilvania

El Vaticano condena abusos de sacerdotes en Pensilvania

by editor

El Vaticano expresó el jueves “vergüenza y dolor” por el caso de sacerdotes que abusaron sexualmente de niños en Pensilvania, en su primera respuesta a un informe de un gran jurado estadounidense que se conoció esta semana.

Sacerdotes católicos en Pensilvania abusaron sexualmente de miles de niños durante décadas y silenciaron a las víctimas mediante “el uso de la fe como un arma” y una campaña sistemática de encubrimiento por parte de sus obispos, dijo el martes el fiscal general del estado.

En una declaración, el portavoz del Vaticano Greg Burke sostuvo que la Iglesia Católica “debe aprender lecciones duras de su pasado”, y que la Santa Sede prometió que los abusadores y facilitadores serán responsabilizados por sus acciones.

El comunicado enfatizó “la necesidad de cumplir” con la ley civil, incluida la denuncia obligatoria de abuso contra menores, y dijo que el Papa entiende cómo “estos crímenes pueden sacudir la fe y el espíritu de los creyentes” y que quiere “erradicar este trágico horror”.

El pontífice no fue citado en el texto, ni se mencionaron las exigencias de algunos católicos en Estados Unidos para que renuncie el cardenal Donald Wuerl, arzobispo de Washington.

En su informe hecho público esta semana, el jurado investigador acusó al cardenal de contribuir a la protección de algunos sacerdotes implicados en abuso y acoso sexual de menores cuando fue obispo de Pittsburgh, en Pensilvania.

En su declaración, Burke describió los casos de pederastia incluidos en el documento como “traiciones a la confianza que le robaron a los sobrevivientes su dignidad y su fe”.

“La Iglesia debe aprender las duras lecciones de su pasado, y tanto quienes cometieron los abusos como aquellos que los permitieron deberían rendir cuentas”, agregó.

Desde hace décadas, las víctimas y sus defensores han lamentado que altos clérigos católicos pusieron repetidas veces la reputación de la Iglesia por encima de sus obligaciones de proteger a los niños de los daños causados por sacerdotes pederastas.

Fuente: El Universo

Related Articles