Home Política Migrantes venezolanos caminan bajo mirada policial, pero no se aplica deportación

Migrantes venezolanos caminan bajo mirada policial, pero no se aplica deportación

by editor

Caminaron por una trocha para ingresar a territorio ecuatoriano y coger un acceso a la vía Panamericana. Dania González escogió esa alternativa al no tener pasaporte que le permita pasar formalmente por los controles migratorios.

A un kilómetro del control de Mascarilla, en el límite provincial entre Imbabura y Carchi, esta venezolana abordó un camión en el que también se embarcaron otros de sus compatriotas que huyen de la crisis de su país. El conductor que los trasladó dijo que solo hacía una obra de caridad al llevarlos.

Desde el fin de semana que se comenzó a exigir pasaporte, decenas de venezolanos están usando pasos informales para entrar y seguir, en su mayoría a Perú. Van presurosos antes de que esa nación comience a exigir pasaporte desde el 25.

“Nosotros somos ilegales, tenemos que llegar a Perú…”, gritó González mientras corría a prisa hacia el camión.

Los policías que recorren la zona no tienen la disposición de detener a quienes entran de esa manera. Tampoco se está aplicando un protocolo para retenerlos y deportarlos. “Hasta el momento no está estipulado el protocolo de deportación en Ecuador”, dijo Jorge Sánchez, jefe de la Policía de Migración de Imbabura.

A los uniformados se les ha dispuesto que expliquen a los ciudadanos venezolanos las nuevas disposiciones, precautelar la seguridad y velar por los derechos humanos.

Sin embargo, los ecuatorianos que ayuden a los extranjeros a movilizarse sí pueden ser sancionados.

Según el artículo 2, literal 5 del acuerdo migratorio 907, la persona que facilite la evasión del filtro migratorio a extranjeros en el ingreso o salida del territorio nacional, será sancionada con la multa pecuniaria de cinco salarios básicos.

Desde enero hasta ahora al menos 547.000 venezolanos han cruzado la frontera norte de Ecuador. Solo la primera semana de agosto ingresaron 30.000 venezolanos por el puente Rumichaca.

Durante los últimos días, en la Panamericana norte de Ecuador, es usual ver migrantes venezolanos caminando, cargando su equipaje y acompañados de sus familias o amigos.

Unos incluso suben camuflados en los tráileres que entran hacia Ecuador con carga. Organismos de Derechos Humanos han indicado que un amplio porcentaje es de escasos recursos, que viajan con poco dinero y piden contribuciones.

Caminan bajo la mirada policial, pero no se aplica la deportación

 

Fuente: El Universo

Related Articles