Home Política $ 8 mil millones es lo que gastaría el gobierno en manos chinas para una obra pública

$ 8 mil millones es lo que gastaría el gobierno en manos chinas para una obra pública

by editor

Procesos. Diecinueve empresas asiáticas se reparten los contratos adjudicados por el Gobierno central en la última década.

El 26 de septiembre de 2011, después de cuatro prórrogas que retrasaron en un año la entrega de la obra, se inauguró en Guayaquil el cuarto puente segmental sobre el río Babahoyo, que une Durán con La Puntilla.

La construcción del viaducto, a manos de la firma china Guangxi Road & Bridge Engineering Corporation, fue contratada en 2008 por el gobierno de Rafael Correay marcó el inicio de una dominante participación de empresas de esa nacionalidad en la intervención de grandes proyectos financiados con recursos fiscales.

No obstante, problemas por la calidad de los trabajos, conflictos ambientales e irregularidades en los procesos contractuales, han puesto a diversas contratistas asiáticas en el ojo de la tormenta. Un ejemplo reciente es el de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair, una de las obras públicas más costosas en la historia del país, en la que se han detectado fallas de ingeniería y anomalías contractuales.

Para conocer el universo de contrataciones y el monto invertido por el Gobierno en esos procesos en los últimos 10 años, EXPRESO efectuó un cruce de la información de los procesos publicados en el portal de Compras Públicas, los reportes de las entidades contratantes en sus páginas oficiales e informes de auditorías de la Contraloría General del Estado.

Este Diario halló 74 contrataciones por un total de $ 7.909’795.654,20. La cifra corresponde a montos de contratos originales y no incluye los pagos extras por complementarios, órdenes de trabajo y diferencias en cantidades de obra.

El valor contratado se reparte entre 19 compañías chinas. El listado lo encabeza Sinohydro, con ocho procesos para obras por $ 2.659’995.809,55, entre ellas la construcción de la central hidroeléctrica Coca Codo Sinclair ($ 1.979’700.000) y del proyecto eólico Minas de Huascachaca ($ 96’894.411,56), el hospital del IESS de Los Ceibos ($ 200’275.473,10) -en este último, como parte de un consorcio- así como la rehabilitación y mantenimiento de carreteras ($ 367’016.980,74).

Le secunda Harbin Electric International, responsable de proyectos como el montaje y mantenimiento de la línea de transmisión de 500 kilovoltios en el país ($ 592’109.018) y la construcción de la hidroeléctrica Minas-San Francisco ($ 464’834.700,49) y la central térmica Esmeraldas II ($ 101’400.000). Esa firma contabiliza cuatro contrataciones que dan un total de $ 1.158’343.718,49.

China Gezhouba Group, otra empresa, fue contratada para la ejecución del proyecto hidroeléctrico Sopladora ($ 672’192.188,48), la infraestructura urbana en la Ciudad del Conocimiento Yachay ($ 169’670.825,68) y el control de inundaciones Bulu Bulu ($ 55’608.587,98), entre las obras de mayor envergadura. Suma 6 procesos adjudicados por $ 937’646.201,10.

Otra principal contratista es China Camc Engineering. Resultó favorecida con 17 contratos por $ 745’134.586,96. El Gobierno le encargó el levantamiento de cinco hospitales ($ 346’373.739,48), la plataforma gubernamental de gestión financiera ($ 197’975.643,58), edificios del ECU-911 ($ 61’007.678,81) y de las universidades Ikiam ($ 19’154.988,72) y Unae ($ 30’000.000) y la construcción deparques ($ 44’997.897,19), que incluye el de Samanes en Guayaquil.

El desembolso de recursos estatales para las obras rebasa los $ 8 mil millones. Muchos de los contratos con las firmas chinas han terminado con costos superiores a los acordados originalmente. Son los casos, por ejemplo, de valores extras reportados para las hidroeléctricas Delsitanisagua ($ 120 millones)Mazar-Dudas ($ 17’446.583,74)Toachi Pilatón ($ 168’062.674,84) y Sopladora ($ 9’600.000). La construcción de las cuatro centrales tuvo al final un incremento de $ 315’109.258,58.

Una similar situación se presentó en la edificación de hospitales. Hay sobrecostos en el de Monte Sinaí ($ 26’377.154,69), Zofragua de Guayaquil ($ 31’280.000), de especialidades de Portoviejo ($ 61’000.000), de Esmeraldas Sur ($ 34’000.000) y en la repotenciación del José María Velasco Ibarra, de Tena ($ 10’000.000). Todo ello suma $ 162’657.154,69.

Dieciocho organismos públicos contrataron el total de obras con las empresas chinas.

Sobresalen, por procesos con mayores montos, la Corporación Eléctrica del Ecuador (doce, por $ 4.417’147.011,68), Servicio de Contratación de Obras (nueve, por 612’517.011,82)Ministerio de Transporte y Obras Públicas (siete, por $ 612’169.538,04) y la Secretaría Nacional del Agua (seis, por 490’228.612,75).

Casi todas las contrataciones de estos casos estuvieron sujetas a régimen especial (invitación directa), según la revisión efectuada por este Diario.

La mayor constructora en el país

undada en 1950, Sinohydro está considerada entre las constructoras más grandes del mundo. En Ecuador ha estado a cargo de importantes obras viales y de infraestructura. La principal: Coca Codo Sinclair, por cuyo proceso constructivo se han ratificado glosas por $ 112 millones. Registra dos sucursales en Quito, constituidas en 2009 y 2012, según la Superintendencia de Compañías. La primera, Sinohydro Corporation, reporta en el SRI cero pago del impuesto a la renta (IR), y $ 53’127.921,62 como impuesto a la salida de divisas (ISD) entre 2009 y lo que va de 2018. La segunda sucursal, Sinohydro Corporation Limited, desde 2012 ha declarado $ 1’398.846,67 como IR, y $ 1’690.429,19 como ISD.

A cargo de tres obras estratégicas

Harbin Electric, especializada en el desarrollo y construcción de infraestructura eléctrica, está entre los tres mayores fabricantes de plantas de energía en China. En su país, su sede está en Harbin, Heilongjian. Llegó a Ecuador en 2011, año cuando fue contratada por Celec para construir la central térmica Esmeraldas II, inaugurada en 2014, y el proyecto hidroeléctrico Minas-San Francisco, cuyo inicio de operaciones está previsto para este año. Está a cargo también de tender la línea de transmisión de 500 kV que llevará la energía generada por Coca Codo Sinclair. La compañía establecida en Ecuador declaró $ 2’170.027,9 en impuesto a la renta entre 2011 y 2017, según el SRI. Asimismo, desde su llegada y hasta 2018 ha tributado $ 2’796.200,2 en impuesto a la salida de divisas.

Sopladora es su principal contrato

China Gezhouba Group, compañía china, fundada en 2006, tiene su oficina central en Wuhan, Hubei. En 2010, cuando constituyó una sucursal en Ecuador, se asoció con la constructora nacional Fopeca para formalizar con Celec la ejecución del proyecto hidroeléctrico Sopladora. Las partes están hoy enfrascadas en un litigio legal por fallas de construcción encontradas en la obra. La firma china se adjudicó también contratos para el control de inundaciones Bulu-Bulu, la rehabilitación de vías y la infraestructura de Yachay. Hasta 2017, la empresa ha pagado en el país $ 9’808.578,69 en impuesto a la renta y, hasta lo que va de este año, $ 1’720.907,58 en impuesto a la salida de divisas, de acuerdo con reportes del SRI.

 

Fuente: El Expreso

 

 

Related Articles