Home Política Cruce de acusaciones se dio tras reinstalación de audiencia de evaluación y preparatoria de juicio por presunto delito de asociación ilícita contra expresidente Rafael Correa y otros 3 procesados

Cruce de acusaciones se dio tras reinstalación de audiencia de evaluación y preparatoria de juicio por presunto delito de asociación ilícita contra expresidente Rafael Correa y otros 3 procesados

by editor
Tras la reinstalación de la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio por el presunto delito de asociación ilícita y secuestro de Fernando Balda en contra del expresidente de la República, Rafael Correa; el exsecretario de Inteligencia, Pablo Romero, y los exagentes Diana Falcón y Raúl Chicaiza; la defensa del político acusó a la asambleísta de Revolución Ciudadana, Sofía Espín, de visitar a Falcón en la cárcel 4 de Quito para «presionarla» para que, supuestamente, cambie su versión en contra del Exmandadatario. La legisladora admitió la visita, pero negó que haya tratado de «chantajear» a la exagente.

Según el abogado de Balda, Felipe Rodríguez, la parlamentaria y una asistente del defensor de Correa, Caupolicán Ochoa, se habrían acercado a Diana Falcón y, bajo “amenazas”, le habrían propuesto que se retracte de su versión dada en el caso y que, a cambio, le ofrecían protección de las Naciones Unidas.

Por lo que Rodríguez indicó que pedirá a la Fiscalía que abra una investigación para analizar un posible fraude procesal al que se quería inducir mediante ofrecimientos falsos. Según Balda, recuerda a Yadira Cadena (asistente de Ochoa), como la persona que estuvo en algunas acciones cuando a él lo trajeron al país extraditado.

En breves declaraciones a la prensa, la asambleísta de Revolución Ciudadana admitió haber visitado a la exagente, pero negó que haya tratado de chantajearla. “Estamos claros que el abogado del señor Chicaiza y la señora Falcón solo está interesado en llegar un acuerdo para vincular al presidente Correa. Conversamos con ella, cuando yo le decía que no tiene nada el presidente Correa con esto, ella asentía con la cabeza”.

“No fue nada más, solo fue un saludo una conversación, nada que no pueda hacer algún ciudadano o que no pueda hacer un asambleísta”, aseveró, al tiempo de negar las supuestas presiones. “Ni ella se deja presionar ni yo me dejo presionar. Le dijimos que el abogado de ellos no los está defendiendo, eso es muy claro. Estamos muy preocupados por su caso, ella no tiene nada que ver, solo ejercía una orden y ya está seis meses en la cárcel”, añadió.

Momentos más tarde, a través de su cuenta en Twitter, la parlamentaria criticó: “Fiscal General se reúne 6 horas en privado con el acusado principal y nadie lo objeta, ni una nota de prensa sobre el tema. Una abogada y una asambleísta visitan por razones humanitarias y todo se escandaliza. Ya basta de doble moral. Me faculta la ley y mi deber de Fiscalizar”.

Durante la audiencia, en cambio, Caupolicán Ochoa aseveró que lo de fondo, en este caso, es que a una persona inocente como Falcón la quieren obligar a que acepte situaciones que no ocurrieron y que no le están explicando realmente los problemas a los que se expone si hace estas acusaciones.

El jurista dijo desconocer del hecho, pero pese a ello adelantó que no existe ningún delito en que se visite a privados de libertad. Aclaró que Cadena es una abogada en libre ejercicio que no tiene relación de dependencia con su estudio jurídico.

Fuente: ecuadorinmediato

Related Articles