Home Cultura Samanes, el deporte también es turismo.

Samanes, el deporte también es turismo.

by editor

Por Emilio Ruíz Ortíz

La actividad física tiene una necesidad imperiosa, que demanda de la voluntad política del Presidente Lenin Moreno

Los ecuatorianos y en especial los guayaquileños, nos estamos olvidando fácilmente de las cosas nobles y buenas que dejaron nuestros antecesores.  Los juegos de la pelota nacional (Chaza), el trompo, la rayuela y la cometa, van quedando pegados al recuerdo, sin tener solución alguna.

La lógica nos dice que no solo los sanos quienes necesitan del medico, sino los enfermos, porque como en el caso del deporte guayasense, son muchas las disciplinas y los deportistas que requieren ser curadas de emergencia. hoy que FEDEGUAYAS luce sin norte y hundida en el abandono de su propia desgracia, los señalamientos que hagan algunos ex dirigentes ya son extemporáneos, y hasta parecería que algunos de ellos quisieran ganar alguna notoriedad a rió revuelto. Es decir, ahora resulta difícil poder fusionar los sueños con la realidad, porque en este país nos hace falta una cultura de transparencia para poder cambiar el esperpento del pasado. La presidenta de FEDEGUAYAS siempre vivió tomándose fotografías con los atletas que eran descubiertos por otros dirigentes, mientras que el dinero del pueblo era absorbido por una burocracia manejada desde un partido político.

Es por eso que la reciente inauguración por parte del Presidente de la República Lenin Moreno, de varias canchas de uso múltiple sobre una extensión de ocho hectáreas dentro del parque Samanes, sin duda alguna es una contribución enorme para el deporte formativo guayaquileño, tan venido a menos por la desidia e inoperancia de sus anteriores y actuales directivos.

Según cifras oficiales, la obra tuvo un costo de ocho millones de dólares, lo que habla del loable esfuerzo realizado por el Gobierno Nacional, para dotar a la ciudad puerto de nuevas áreas para la practica deportiva y recreación. confiamos en que el área donde se construyeron las canchas de arena, césped y cemento, que fueron bautizadas con el nombre de la ex campeona panamericana de atletismo Jacinta Sandiford Amador, fue Expropiada por el gobierno para ser utilizada plenamente en beneficio a la salud y esparcimiento del espíritu de quienes lleguen a frecuentarlas, y así poder vencer el sedentarismo absorbente en la mayoría de ecuatorianos.

Terminar con los «Clubes de papel»

Si bie su entrega fue importante aporte para Guayaquil y sus ciudadanos, no deja de ser un nuevo aviso del Presidente Moreno, de su decidido compromiso para impulsar una relación colaborativa y de mutuo respeto con el elemento deportivo. Ahora le corresponderá dejar atrás los denominados clubes de papel y el traumático recuerdo de aquel intervencionismo instaurado en el gobierno anterior, que vulnero lo autonomía de 42 federaciones ecuatorianas y otras tantas organizaciones deportivas. De seguro que preferiría que lo recuerden como presidente de un gobierno facilitador y no interventor, que estimulo y apoyo las actividades deportivas, sin renunciar a sus obligaciones legales de supervisarlas constantemente.

Como antiguo cultor del deporto amateur, moreno sabe que los niños y jóvenes deportistas son el eje fundamental del accionar gubernamental. Y en consecuencia, el Estado sin condicionamientos ni preferencias su obligación constitucional y legar de subsidiar sus actividades, ademas de coadyudar al fortalecimiento de las organizaciones que la promueven. Imbuido de ello sin asimilarse por las serias limitaciones presupuestarias existentes, debe seguir impulsando acciones que estimulen al sector privado y financiar programas y proyectos de alto rendimiento, como es el establecimiento de los incentivos tributarios en la recientemente expedida Ley orgánica para el fomento productivo, atracción de inversiones, generación de empleos, estabilidad y equilibrio fiscal. Estos incentivos sin duda serán un gran apoyo para la sostenibilidad del financiamiento del deporte, en especial de alto rendimiento. Los talentos que nos representan en justas universales como Juegos Olímpicos, serán los mejores voceros de como se preocupa un Gobierno por la juventud.

Transformación del deporte.

Así mismo, el Presidente Moreno ha expresado su deseo de ir mas allá de lo avanzado, dejando entrever que su interés mayor es impulsar una profunda transformación del deporte ecuatoriano, lo que únicamente sera posible con una nueva expedición de una nueva ley sectorial, que deje de lado los afanes intervencionistas de la actual y todas sus incongruencias. Este modelo ya se agoto con la intervención de tantos organismos deportivos que se dieron a partir del año 2012, con sus funestas lamentables consecuencias internacionales que son de dominio publico. Esperemos que este sea una lección aprendida, para que nuestras autoridades no vuelvan a equivocarse, ni que el estamento político este dispuesto a resignarse a un nuevo atentado con sus organizaciones . La nueva ley del deporte es una imperiosa necesidad que demanda a la autoridad política del Presidente Moreno y de la Asamblea Nacional, pero, sobre todo, de importantes consensos entre el sector publico, privado y deportivo que no luce difícil, pues el afán de contar con una nueva ley es compartido por ambos estamentos. Ojala que no se vuelva a incurrir en concesiones demagogias como las que han abonado ala existencia de un sinnúmero de organismos deportivos, que lo único que hacen es dilapidar los ingentes recursos y poco o nada aportan con el deporte.

Es hora de revertir el grave retroceso que registra el trabajo de base en el deporte formativo, después que muchos de ellos solo privilegiaran los pagos de sueldos y los gastos de mantenimiento en desmedro de lo que corresponde a deportistas. Si todo marcha según lo deseado, y en corto plazo la nueva ley contribuye a la materialización del gran cambio en el deporte nacional y su institucional, los deportistas serán mejor atendidos y podremos contar con organizaciones mejor establecidas y estructuradas, dotados del debido apoyo gubernamental y a su vez gobernados con responsabilidad. La actual secretaria del Deporte deberá estar a la altura de ese desafió y jugar un rol decisivo a fin de borrar los malos recuerdos de los que fueron los fallidos Ministerios. Que el deporte de alto rendimiento tan venido a menos en los últimos tiempos sea observado de una mejor manera, para que de incluso no se extravíen los dineros que envié el Comité Olímpico Internacional (COI) a través de la Solidaridad Olímpica para deportistas, entrenadores y dirigentes. Se vienen tiempos de cambio y al parecer al deporte le llego su momento. Confiemos en que al Presidente Moreno no le tiemble la mano, porque el deporte también es turismo. (ERO)

Related Articles