Home Comunidad $ 700.000 para reconstruir en Guayaquil once parques deteriorados

$ 700.000 para reconstruir en Guayaquil once parques deteriorados

by editor

“Prohibido botar gatos y perros”. Esta advertencia se lee en la pared de una construcción junto a un parque deteriorado en La Floresta 1, en el sur de Guayaquil. Casi no se puede caminar por las áreas de los juegos infantiles sin tropezar con excremento de animales callejeros y mascotas.

“Que se arregle el parque para que dejen de botar basura, para que se vaya el polvo y no se inunde en invierno”, pide Mario Checa, dirigente barrial de la manzana A de ese sector.

Esta área recreativa será una de las que reconstruirá el Municipio de Guayaquil y se incluye en uno de los cuatro contratos del Cabildo para el mejoramiento de once parques en las ciudadelas La Floresta 1 y 2, Los Esteros, Sauces 6, Alborada 7ª etapa, Bastión Popular y Rivera de Vergeles. Según los registros del Servicio de Contratación Pública (Sercop), entre agosto y septiembre, el costo de las obras llega a $ 775.505.

La remodelación del parque en La Floresta 1 y de dos áreas similares en La Floresta 2 y Los Esteros –que asciende a $270.207– está a cargo de la empresa Tarvisa S.A., firma que ha construido obras municipales de vialidad, como en el 2011 cuando edificó un parterre en un intercambiador de tráfico en el norte, por $ 106.539.

En la Floresta 2, vecinos de las manzanas 191, 193 y 195 esperan que el nuevo diseño del parque cuente con un cerramiento para evitar los robos. “A las siete de la noche ya no se puede estar en el parque. Entro a mi hija por seguridad.., los ‘hacheros’ se han llevado las monedas que deja la gente en la gruta del Divino Niño”, relata Christopher Silva, de 22 años.

La urbe porteña cuenta en la actualidad con 2.776 parques y 346 áreas complementarias, según el director municipal de Áreas Verdes y Parques, Abel Pesantes, quien detalla que el Cabildo ha destinado este año unos $ 7 millones para construir o reparar espacios de esparcimiento en la urbe.

“Entre parques, parterres, cerramientos y circuitos de máquinas geriátricas son 77 obras que hemos hecho al momento. En lo que resta de este año, 46 parques más están en proceso de contratación. A esto se suman cerramientos que ha pedido la comunidad, circuitos de máquinas geriátricas y mantenimiento de parques”, menciona el funcionario.

Otros contratos de mejoramiento se realizarán en tres parques, dos en Los Esteros y uno en el Cisne 2. Andrés Moreno es el contratista que obtuvo este grupo de obras, por un monto de $ 213.500, el 29 de agosto anterior.

En la manzana 39A de Los Esteros, moradores ven con expectativa el inicio de los trabajos. Jenny Candovilla, de 63 años, comenta que los vecinos también deben unirse para cuidar la futura obra. “Yo soy la que sale a regar las plantas aquí, porque yo las he sembrado. Cada quien vive su vida en este barrio”, dice la moradora.

Abel Pesantes recalca que la comunidad es responsable del cuidado del mobiliario y del resto de instalaciones de las áreas recreativas que entrega el municipio a los barrios.

“En los casos de desgaste (de la obra) por el tiempo, el municipio da mantenimiento integral… Hemos mantenido aproximadamente 90 parques”, asegura el funcionario.

Otras tres obras en áreas verdes se ejecutarán en Sauces 6, donde se reconstruirán dos parques. Cerca de ahí, en la Alborada 7ª etapa, se hará una obra similar. Estos trabajos en esta zona ascienden a $ 197.599 y los ejecutará Washington Ormeño, arquitecto que ha recibido 23 contratos de obras municipales entre 2010 y 2018, por unos $2,3 millones.

Más al noroeste, en el Bloque 19 de Bastión Popular y en la cooperativa Rivera de Vergeles, se harán obras en otras dos áreas recreativas, por $ 94.198, trabajos que se le adjudicaron en septiembre a la ingeniera civil Andrea Pazmiño, quien también ha obtenido cuatro contratos municipales por $ 555.609 entre 2014 y este año.

Limpieza de áreas, contratada por $ 4 millones al 2020

Guayaquil amanece y grupos de hombres uniformados de azul recorren las áreas regeneradas para limpiarlas de botellas, vidrios y restos de comida. “Nos exponemos a cosas peligrosas para la salud”, dice Juan, empleado de Intelca, empresa que en agosto ganó un contrato por $ 782.320 para barrer las aceras y asear las bancas de la avenida 9 de Octubre y otras calles.

La Fundación Municipal Guayaquil Siglo XXI destinó, entre agosto y septiembre, $ 4,4 millones para la limpieza de las áreas regeneradas a través de ocho adjudicaciones registradas en el Servicio de Contratación Pública (Sercop), con un plazo de 546 días, es decir, hasta el primer semestre del 2020.

“Así hemos venido contratando durante 18 años… Si yo contrato para un año, ¿cómo le exijo al contratista que tenga equipo nuevo? Entonces yo estimo que me pueden dar un mal servicio. Entre más plazo le doy, más bajo el costo”, justifica Wilfrido Matamoros, gerente de la fundación municipal, sobre el plazo de los contratos, adjudicados en subastas inversas.

Otro de los sectores cubiertos por uno de los contratos es el cerro Santa Ana y calles aledañas, obra adjudicada por $706.538 a Rosa Martillo, quien ha ganado también tres contratos de limpieza (dos en mercados), por $ 1,4 millones.

En cambio, para el aseo en las avenidas Francisco de Orellana, de las Américas, Plaza Dañín, Machala, Abdón Calderón, sectores de la 25 de Julio, isla Trinitaria y otros, se adjudicaron tres contratos a las empresas Cleanstar S.A. y Manlim S.A., que pertenecen a los hermanos Felipe y Rafael García Febres-Cordero.

Dos de los contratos, que ascienden a $ 1 millón, los recibió Cleanstar S.A., cuyos accionistas son la firma Holdgrupstar S.A. y Felipe García Febres-Cordero. García, quien no contestó un pedido de entrevista, es el dueño de Holdgrupstar S.A. en sociedad con la firma Riverview Leases and Estates LLC, domiciliada en Delaware, Estados Unidos.

Mientras que Manlim S. A. ganó un contrato por $ 645 mil, el pasado 27 de agosto. Esta compañía de propiedad de Rafael García Febres-Cordero, quien no atendió una entrevista, ha recibido unos $ 4,8 millones en obras del Cabildo entre 2010 y 2016.

Para la limpieza en Los Ceibos, la av. Barcelona y otros sitios, se adjudicaron dos contratos por $ 750 mil a Romel Camba, quien obtuvo antes otra obra por $ 307 mil en 2016 también para el aseo en zonas regeneradas de Guayaquil.

En el noroeste, en cambio, la limpieza de las aceras, bordillos y mobiliario público de sectores de las avenidas Isidro Ayora, Modesto Luque, la U de Bastión y otras zonas está a cargo de ña empresa Landcrystal, por un monto de $ 528 mil.

Fuente: El Universo

Related Articles