Home Tecnología Un equipo de científicos en Australia desarrolló una prueba que detecta las células cancerígenas en diez minutos