Home Comunidad El subsidio del Gobierno para usar las cocinas de inducción se reduce

El subsidio del Gobierno para usar las cocinas de inducción se reduce

by editor

El incentivo tarifario o subsidio que otorgaba el Gobierno a las personas que utilizan cocinas de inducción, duchas o calefones eléctricos, como parte del Programa de Eficiencia Energética, finalizó el 31 de diciembre del 2018. Por ello, en este año no se incluyó este rubro en el Presupuesto Anual de Inversiones del Estado que fue aprobado por la Asamblea. Esta información fue difundida este lunes 14 de enero del 2019 por la Defensoría del Pueblo. La finalización del subsidio se dio pese a que en marzo del año anterior, durante el relanzamiento de este programa, la entonces ministra de Electricidad, Elsy Parodi, anunció que el incentivo tarifario se extendería hasta el 2024, para promover el uso de esta tecnología en los hogares. Este beneficio permitía que las personas que tienen cocinas de inducción no pagaran en las planillas de luz el consumo de hasta 80 kilovatios (kW) mes. En el caso de sistemas de calentamiento de agua (duchas o calefones eléctricos) se reconocían hasta 20 kW. Sin embargo, en un oficio remitido a la Defensoría del Pueblo por Carlos Pérez, ministro de Energía, el pasado 9 de noviembre, se señaló que este incentivo finalizaba el 31 de diciembre del 2018, según el artículo 3 del Acuerdo Ministerial 230-2014. Esta información fue confirmada ayer por esta Cartera de Estado. Carlos Medina, exgerente del programa de Cocinas de Inducción del Ministerio de Energía, dijo que hasta fines del 2018 el incentivo consistía en otorgar una tarifa cero a quienes cambiaron sus cocinas de gas por inducción. Actualmente, según el pliego tarifario aprobado por la Agencia de Regulación y Control de Electricidad (Arconel), los beneficiarios de este programa pagarán una tarifa especial de USD 0,04 por kilovatio hora, cuando la tarifa promedio que cancelan los clientes es de alrededor USD 0,09. Según el Ministerio de Energía, 509 736 personas en el país son parte del Programa de Eficiencia Energética. Es decir, usan cocinas de inducción o sistema de calentamiento de agua eléctricos y están registradas para recibir el incentivo del Gobierno. La meta planteada por el anterior Gobierno era cambiar 3 millones de cocinas de gas por inducción. Pero hasta fines del 2018 se han instalado 788 208. La Defensoría del Pueblo solicitó al Ministerio de Energía, mediante un oficio remitido el 11 de enero de este año, informar sobre las medidas que se adoptarán luego de que terminara la entrega del incentivo. Paulina Murillo, adjunta de Derechos de Personas Usuarias y Consumidoras de la Defensoría, dijo ayer que le preocupa que por falta de información los almacenes sigan vendiendo las cocinas con la promoción del incentivo. Cree que faltó un trabajo mayor de información de las autoridades para garantizar que las personas “efectivamente comprendan que el incentivo tarifario solo duraba hasta el 31 de diciembre del 2018”. A pesar de que este beneficio finalizó, aún existe desconcierto y confusión en empleados de almacenes y en clientes. “En los modelos de cocinas de inducción que disponemos aún se continúa brindando la promoción que dio el Gobierno. Hasta USD 600 se puede financiar por medio de la planilla y hasta tres años; sin embargo, ha habido una baja demanda. El Gobierno brindaba un incentivo que estaba hasta el 2018, pero en la página aún se mantiene”, mencionó el administrador de un local de Créditos Económicos de Quito. La demanda de cocinas de inducción en el último año ha sido sumamente baja, por lo cual muchos almacenes han optado por centrar sus estrategias en las cocinas a gas. Es el caso de Artefacta. “El Gobierno actual ya no apoya a este programa, y prácticamente desde marzo del año anterior se suspendió y ya no comercializamos. Ahora tengo entendido que el convenio con las cocinas de inducción es solo con la Empresa Eléctrica”, acotó Alfredo González, asesor comercial de un local. Verónica Lazo, administradora de almacenes La Ganga, afirma que la última cocina de inducción que se vendió fue en el 2017. Explicó que actualmente tienen tres en ‘stock’ desde al anterior año, pero tampoco tiene conocimiento de que este programa dejó de aplicarse. Mario Esteban Espinosa, gerente de Ecasa, explicó que aún no ha recibido un comunicado por escrito, pero dijo que a inicios de la semana pasada funcionarios de Energía le informaron verbalmente que el subsidio terminó. “Las personas que compraron su cocina de inducción ya no tendrán esos 80 kilovatios hora al mes que se les regalaba. Y los empresarios ya no pueden vender los artefactos con esa publicidad, aunque ya no teníamos ventas de cocinas de inducción”, expresó Espinosa. El plan para reemplazar las cocinas de gas por las de inducción fue parte del Programa de Eficiencia Energética. Este fue impulsado por el Gobierno anterior en el 2014, con el propósito de aprovechar la energía de las hidroeléctricas y reducir el subsidio que otorga el Estado para el gas doméstico. Entre enero y noviembre del 2018, el Estado entregó USD 349 millones para subsidiar este derivado, según el Banco Central. Este monto es mayor en USD 56,7 millones frente al mismo período del 2017. Hasta agosto del 2018, el Estado entregó USD 67,6 millones por concepto del incentivo tarifario a cocinas. En contexto El plan para reemplazar las cocinas de gas por las de inducción, parte del Programa de Eficiencia Energética impulsado por el Gobierno anterior, fue presentado otra vez en marzo pasado por el Régimen. Según la Arconel, tiene 509 736 clientes.

Fuente: El Comercio

Related Articles