Home Política El enmascaramiento de la realidad

El enmascaramiento de la realidad

by editor

Editorial

Ab. JONATHAN VANEGAS JIMÉNEZ.

Mientras el país se debate entre temas que concitan el estupor general, como los asesinatos, femicidios y demás manifestaciones de violencia e inseguridad que no nos dejan dormir en paz, pareciera que los mismos, en lugar de concitar la atención prioritaria del gobierno, le sirven como un comodín de distracción para pasar, por debajo, otras decisiones que deberían ser publicitadas al debate nacional.

La sensación de inseguridad, ciertamente, se debe a múltiples factores, pero precisamente por ello lo que se necesita es un gobierno que tenga claras las políticas públicas que deben aplicarse y que no cometa errores imperdonables, como rebajar el presupuesto para temas de violencia intrafamiliar o contra la mujer casi o cero; o hacer declaraciones y tomar medidas ligeras de corte xenofóbico, impropias y condenables en un bloque regional que necesita más que nunca la integración, palabras que no solucionan sino que echan pólvora a la espiral de violencia.

En este escenario, de grandes titulares, por debajo podemos ver, en letras pequeñas, los anuncios de las llamadas “concesiones” de empresas y sectores estratégicos para el país, término que es un eufemismo para disfrazar lo que podríamos llamar “privatizaciones temporales”.  ¿Qué imagen proyecta un gobierno que prometió no elevar los precios de los combustibles y sin embargo lo hizo, que ofreció no privatizar los servicios públicos y ahora anuncia que lo hará?  ¿Será que se nos ha mentido descaradamente?

Otras decisiones al apuro, como las de nombrar al nuevo Consejo de la Judicatura o el nuevo CPCCS, con personajes cuestionados, impugnados y algunos de ellos con un oscuro pasado político, también se nos pasan por detrás mientras por delante el país se distrae condenando a Maduro y aplaudiendo a un gracioso aventurero que decidió autonombrarse Presidente de Venezuela.

¿En qué show mediático nos están metiendo para evitar que discutamos o nos enteremos bien de los verdaderos temas vitales para el Ecuador? A despertar conciudadanos.

Related Articles