Home Cultura Napo rescata técnica ancestral con ‘Mujer que realiza ollas de barro’

Napo rescata técnica ancestral con ‘Mujer que realiza ollas de barro’

by editor

TENA. Cintya Nantipa muestra las artesanías elaboradas con barro en el local de su mamá, Cerafina Cerda. (Foto: Cortesía de Asociación de municipalidades Ecuatorianas)

Tena

‘Napu Manka Wuarmi’ significa ‘Mujer que realiza ollas de barro’ y es el nombre del emprendimiento liderado por Serafina Cerda, en el que su hija, Cintya Nantipa, y demás parientes colaboran en la elaboración de cerámicas de barro, a mano, utilizando la técnica ancestral.

Cintya habla de nueve pasos: extracción de un barro sin impurezas, amasamiento, elaboración de la pieza, pulido, secado en horno artesanal, quemado y humeado, para que adquiera un color negro natural.

Es un método sin químicos, menciona Cintya en una nota publicada por la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME). El último paso es el etiquetado, complementa.

En una feria de emprendimientos efectuada en Tena, Cintya ofrece ollas, vasijas, bandejas, tasas y platos, entre otros utensilios.

Comenta que además de obtener ingresos económicos, resaltan y preservan el saber del pueblo amazónico. Afirma que niños y adultos colaboran en el arte de darle forma al barro.

Habla de cuatro tipos de líneas de trabajo: decorativa, cacao, naturaleza e identidad.

El local está en la avenida Muyuna y San Pedro, con demanda a nivel nacional y próximamente en el exterior.

Luego de 20 años de labores, fabrican a la semana entre 100 y 150 piezas de barro. Los precios van desde los $ 2 hasta los $ 500, dependiendo de lo que soliciten los compradores.

En esta empresa familiar laboran alrededor de diez personas; de igual forma Serafina Cerda presta su contingente capacitando a mujeres y hombres en estos saberes para que tengan un sustento económico.

Kenia Echemendia, quien ha comprado una pieza de cerámica ancestral, afirma que el curtido de las piezas de cerámica, por efecto del calor, humo y ceniza, revitaliza el alma.

Describe las piezas como joyas de cerámica en las que se puede servir un café o una bebida llamada guayusa. “Uso mi vasija para cocinar la yuca, estas saben distinto”, destaca la mujer.

Gisela Dayana Salvador, otra de las mujeres que han podido deleitarse con el sabor y facilidad con que pueden cocinar en este tipo de cerámicas, comenta que percibe otro sabor a la comida que preparan en ese tipo de ollas de barro elaborada a mano. 

Fuente: El Universo

Related Articles