Home Política Corrupción en el Gobierno

Corrupción en el Gobierno

by editor

Editorial

Ab. Jonathan Vanegas Jiménez

En los últimos días se han presentado gravísimos cuestionamientos en contra del Presidente de la República, por supuestas cuentas off shore y pagos indebidos que habría recibido tiempo atrás. También, se ha destapado otra vez la olla de la componenda legislativa, de las presiones, negocios y extorsiones entre las bancadas para solaparse o destapar los escándalos que conocen.  Esta vez, para salvar de una investigación al propio presidente Moreno. 

El gobierno actual ya acumula algunos casos de corrupción denunciados, como el de los cobros indebidos en el sistema bancario; que ha quedado prácticamente en la impunidad, o el de los últimos días, en que se le acusa de estar metiendo mano en el concurso para Fiscal General, por el claro favoritismo hacia una candidata muy cercana al régimen.

Que los máximos representantes de las dos más importantes funciones del Estado se encuentren inmersos en tal tipo de escándalos genera, eso sí, una sensación de podredumbre aun mayor que la que hemos venido experimentando ya. Más aún, por cuanto el presidente Moreno ha proclamado a los cuatro vientos que su gobierno es el de la cirugía mayor contra la corrupción. 

Es para indignarse, pero no para sorprenderse. Esto no es nada nuevo en el país. Este gobierno; el anterior; y los anteriores a aquellos, TODOS, han estado, unos más y otros menos, embarrados por este mal que es causado por la irrefrenable codicia del dinero. 

Se puede afirmar, sin temor a equivocarnos, que no son Moreno, ni Correa, únicamente, quienes han cometido o permitido actos dolosos en sus gobiernos.  Es toda nuestra clase política, que navega en un mar de descomposición moral irremediable.  De ahí la decepción de la gente, el rechazo y el asco que hemos llegado a sentir por la política. 

Pero aun así, nuestra falsa democracia nos llama a votar una vez más, como si eso solucionará en algo lo que nos ocurre. Si queremos cambiar, no podemos seguir haciendo las mismas cosas.  Es necesario refundar el Ecuador e inaugurar una verdadera democracia, directa y liderada por nuevos actores, para que desaparezcan por fin todos los bribones que nos han gobernado. 

Related Articles