Home Comunidad Baño de la cruz, ritual que lleva más de 50 años

Baño de la cruz, ritual que lleva más de 50 años

by editor

Norma Chóez cargaba un crucifico en los brazos. Como todos los años, estuvo en la tradicional procesión que se hace en Santa Elena el Martes Santo. Ella oraba en cada estación del vía crucis, cuya ruta, de aproximadamente cinco kilómetros, fue desde la iglesia Emperatriz de Santa Elena hasta el balneario de Ballenita.

“Vengo a pedir por mis hijos, que Dios me ayude en las cosas que me han pasado”, dijo la mujer, de la parroquia José Luis Tamayo, del cantón Salinas.

Como ella, cientos de devotos participaron la tarde del martes 16 del baño de la cruz, rito tradicional peninsular que se cumple en Semana Santa.

La romería tardó más de dos horas. En ese tiempo, un grupo de catorce varones cargó la cruz de unos cinco metros de alto.

Víctor Borbor Lainez, coordinador del grupo de varones, contó que hacen esa penitencia en señal de arrepentimiento y de reconciliación con Dios.

Cuando la procesión llegó a la iglesia Nuestra Señora de las Nubes, en Ballenita, el vicario de Santa Elena, José Antonio Guerrero, explicó que con este acto se recuerdan el bautismo y el compromiso con Dios.

De allí, un grupo de pescadores locales subió sobre sus hombros la cruz, que fue trasladada hasta la playa para sumergirla tres veces, como es la costumbre ancestral peninsular.

Entre la multitud se escuchaban gritos como “viva Jesús”, mientras la gente lanzaba agua del mar a la cruz. Varios devotos rezaban y otros observaron desde el malecón de Ballenita este ritual que para los pescadores nativos es una tradición que heredaron de sus padres y abuelos hace más de 50 años.

“Pedimos al Señor que nos ayude a la familia, a todos los que andamos aquí. Cumplimos con la penitencia”, expresó Vilma de la Cruz, devota. (F)

Más detalles

Tradiciones por fe

Procesión

Para este viernes, la procesión penitencial y meditación del vía crucis comenzará a las 07:30. Saldrá de la iglesia Nuestra Señora del Carmen y San Benito, junto al cementerio de La Libertad, y llegará a la iglesia matriz del cantón Santa Elena. Dura más de cinco horas.

Fuente: El Universo.

Related Articles