Home Salud Nada y goza de los beneficios en tu salud

Nada y goza de los beneficios en tu salud

by editor

Entre los beneficios de la natación está el bajo impacto sobre los huesos y articulaciones, más flexibilidad y elasticidad; combate enfermedades crónicas como el asma, la diabetes o el colesterol, mejora el sistema respiratorio y aumenta la capacidad pulmonar, dice Iván Medina Sotomayor, entrenador  de natación en el club deportivo Diana Quintana.

Lo primero que se enseña al principiante es a ambientarse al agua y al sitio donde va a aprender a nadar, luego a hacer burbujas con la boca y nariz como parte de la correcta respiración. También a que la  inhalación se realiza por la boca cerca de la superficie del agua.
“Lleva tiempo y confianza. Se exhala por la nariz lo suficiente como para evitar que el agua entre por la nariz”, explica Iván.
Después se aprende a flotar boca abajo y boca arriba. “Que empiecen a tener seguridad y confianza en el agua, para luego comenzar a enseñar a hacer la patada y puedan desplazarse solo pateando”, señala el entrenador.

Antes de nadar se debe calentar 10 minutos.  Es importante no haber comido mínimo unas dos horas antes porque sino se corre el riesgo de vomitar, indica.

Los estilos  de natación son mariposa, libre, pecho y espalda; trabajan todos los músculos del cuerpo. Para iniciar se aprende el estilo libre, porque es la base de todos. Iván  dice que se puede empezar con el aprendizaje desde temprana edad, es decir desde bebé, pero eso no quiere decir que un adulto no pueda practicar esta disciplina.

“Hay que esperar a que el sistema inmunológico de un bebé esté desarrollado, en torno a los seis meses, para evitar y reducir en lo posible, resfriados e infecciones. En el agua el bebé tiene una gran libertad, mueve las extremidades, chapotea, tonifica la espalda y fortalece las vértebras cervicales. Gana autonomía y confianza en un medio que reconoce como gratificante”, indica el entrenador.

Aclara que no hay que olvidar que el bebé a esa edad aún no debe  aprender a Produce bajo impacto sobre los huesos y articulaciones. A partir de los 5 años se suelen enseñar las primeras técnicas.nadar con los estilos, pero puede familiarizarse con el agua y en un futuro abordar la natación sin miedo y con seguridad.

Para una persona adulta es más fácil aprender a nadar porque ya tiene un poco de conocimientos  de natación,  ha visto a alguien nadar o lo ha intentado, asegura Iván. En este caso también se sigue el mismo proceso de ambientación y aprendizaje de principiantes.

Para nadar se necesita un traje de baño, gorro y lentes.

En el caso de los hombres deben evitarse las bermudas y los trajes holgados, ya que dificultan los movimientos y aumentan la resistencia. Para las mujeres, es aconsejable no usar bikinis o bañadores con escote bajo y espalda abierta.

Este deporte se realiza fusionado con una alimentación saludable, alta  en proteínas, carbohidratos, fibra; además con hidratación antes, durante y después.

Como consejo para el cuidado de la piel, Iván dice que el protector solar debe colocarse media hora antes de entrar al agua. 

Fuente: El Universo

Related Articles