Home Política Lenín Moreno dispone de sus cuentas bancarias para que sean revisadas

Lenín Moreno dispone de sus cuentas bancarias para que sean revisadas

by editor

El Mandatario fue claro. En una carta dirigida a la fiscal general de la Nación, Diana Salazar, dispuso que “se realice una investigación profunda y minuciosa a sus cuentas bancarias en el exterior”.

El anuncio lo hizo la noche del miércoles 8 de mayo en su cuenta de Twitter; detalló el número de las dos cuentas que manejaba mientras fue enviado especial del Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas para Discapacidad y Accesibilidad desde 2013.

En la misiva se detalla una cuenta de la Oficina Enviado Especial (OEE)-Lenín Moreno, Banco Post Finance número CH41 09000000911586493 y otra de que se denomina de carácter personal del ahora primer mandatario en el Banco UBS Switzerland, número CH 950027927913700340B.

De acuerdo con el Jefe de Estado, esta es una medida que adopta luego de “insinuaciones” de que su familia y él poseen cuentas en paraísos fiscales. En el escrito se menciona además que la fiscal puede disponer desde sus competencias, las diligencias que correspondan y que se realice la investigación de las cuentas bancarias que considere pertinente. Asimismo, el Ejecutivo rechaza que sea titular o propietario de la supuesta empresa offshore denominada INA Investment, de número 1004-1071378 del Balboa Bank.

Sin embargo, dispone que se busque asistencia internacional para las investigaciones y diligencias correspondientes a realizar. En febrero pasado, el presidente Lenín Moreno recalcó que no tenía ninguna empresa offshore y que tampoco sería capaz de nombrar alguna empresa con las iniciales de sus hijas para dinero “mal habido”.

Fue el 19 de febrero de 2013 cuando el exsecretario de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, designó al exvicepresidente de Ecuador como representante de las personas con discapacidad en dicho organismo y ocupó el cargo hasta 2016. Su principal rol era dar asesoría en temas inclusivos al secretario general.

Fuente: El Telégrafo

Related Articles