Home Deportes Un nuevo desafío para Guayasamín

Un nuevo desafío para Guayasamín

by editor

El piloto, quien ha conquistado en dos ocasiones al exigente rally Dakar, ahora debutará en el Ironman de Manta 70.3.

Sebastián Guayasamín disfruta de la competencia. Esa adrenalina que le produce estar al frente de su auto en competencias exigentes, como el Rally Dakar, hizo que incursione en un nuevo reto: el Ironman de Manta.

Será su estreno en esta prueba que se desarrollará este domingo y para la cual conformó equipo con la nadadora Soledad Gómez y el ciclista chileno Rodolfo Sepúlveda.

“Todo desafío nuevo me llena de emoción. Soy un deportista que disfruta mucho la competitividad y me encantan los nuevos retos. El Ironman es un gran desafío para todo deportista, es mi debut en este tipo de competencia, espero disfrutar mucho esta carrera de nivel internacional”, declaró Guayasamín.

Resaltó que por su preparación para las competencias de rally, cada año intensifica la preparación física, por lo que mantiene un alto nivel que lo pondrá a prueba en Manta.

“Desde hace unos cuatro meses empezamos con la planificación para formar parte activamente del Ironman y la conformación del equipo para participar en la categoría de postas. Hemos realizado sesiones en Guayaquil de adaptación al calor”, detalló.

Walter Martínez es su entrenador y guía en los trabajos de nataciónpesas y ejercicio cardiovascular, que realiza en el gimnasio Phisique.

El aspecto psicológico y de fisioterapia lo desarrolla con Gisela Toledo, con quien trabaja su recuperación con cámara hiperbárica después de los entrenamientos, que bajaron de intensidad en los últimos días de cara a la competencia.

Ayer, Guayasamín y su equipo llegaron a Manta para concluir con el proceso de aclimatación a la humedad y deshidratación con prácticas en la playa, y para pulir el tema de las transiciones entre las modalidades de natación, ciclismo y trote que tiene el Ironman.

En esta última intervendrá Sebastián, en un recorrido de 21 kilómetros, en el que espera registrar un tiempo de dos horas.

“El automovilismo me ha ayudado mucho en la concentración y eso será clave para la competencia, para controlar el ritmo cardíaco y el desgaste”, detalló Guayasamín, quien después del Ironman se centrará en la preparación del Dakar 2020 en Medio Oriente.

FUENTE: EL EXPRESO

Related Articles