Home Comunidad El bingo entre vecinos es regocijo, pero trajo dolor

El bingo entre vecinos es regocijo, pero trajo dolor

by editor

Como cada domingo ocurre en muchas zonas populares de Guayaquil, los vecinos de la cooperativa Colinas de la Martha de Roldós cerraron la calle con sillas y mesas para jugar bingo, el domingo pasado.

Lo hacían junto a una zanja ubicada en una estrecha calle, al final de una loma.

Ahí, cerca de las 18:50, mientras el organizador cantaba los números ganadores, los vecinos se alarmaron al ver una camioneta amarilla bajar por la loma a alta velocidad zigzagueando.

La gente logró apartarse, a excepción de Carlos Enrique Quintero Reyes, de 40 años, quien estaba sentado junto a la zanja cuando fue embestido por la camioneta.

Él murió en el sitio. Su cuerpo permaneció cubierto con una sábana al menos por una hora, mientras los agentes de la Oficina de Investigación de Accidentes de Tránsito (OIAT) realizaban el peritaje en la calzada. La llanta trasera derecha estaba en la vereda y el resto de neumáticos sobre la maleza contigua a un canal.

El conductor del vehículo fue detenido. Se trata de un joven venezolano que habría perdido el control del automotor.

Según uno de los vecinos, Carlos estaba sentado en la vereda y no alcanzó a moverse. Junto a él estaban una mujer y una niña, que se salvaron de milagro porque la camioneta pasó a escasos centímetros de ellas.

Un caso similar ocurrió en marzo del año pasado, en un barrio de Portoviejo.

Entonces, cerca de 30 personas resultaron heridas cuando un vehículo se precipitó hacia un grupo de personas que jugaban bingo.

Entre los treinta heridos en el atropellamiento había cuatro menores de edad y dos mujeres embarazadas.

El conductor, que habría estado ebrio, escapó del lugar tras el accidente.

FUENTE: EL UNIVERSO

Related Articles