Home Deportes Un preparador físico explica que Boca sí puede sufrir los efectos de la altura en su partido contra Liga de Quito

Un preparador físico explica que Boca sí puede sufrir los efectos de la altura en su partido contra Liga de Quito

by editor

Boca Juniors decidió llegar a Quito la noche del lunes 19 agosto del 2019. Lo hizo para estar con tiempo para el partido de este miércoles 21 de agosto ante Liga de Quito, en el estadio Rodrigo Paz Delgado.

Será el cotejo de ida, por los cuartos de final de la Copa Libertadores y está programado para las 17:15, en Ponciano. Este será un juego de alta tensión con un debate instalado de por medio y vigente casi siempre que hay este tipo de juegos: la altitud. Los argentinos aplicaron un plan llamativo para contrarrestar los efectos de la altitud. Llegaron con 72 horas de anticipación a la capital.

Fue un itinerario muy distinto a los que han seguido tanto selecciones como equipos argentinos, brasileños, paraguayos, chilenos… Cuando es casi una costumbre que todos lleguen a Guayaquil y viajen a Quito el mismo día del partido, Boca decidió patear el tablero y seguir una ruta diferente.

Viajó directo a Quito con un pendiente rondando su cabeza: los 2 850 metros sobre el nivel del mar. Cada vez que vienen equipos argentinos o brasileños siempre hay un pedido curioso: oxígeno en el camerino.

Uno de los expertos más conocedores del tema altitud es el preparador físico ecuatoriano César Benalcázar, quien ha estudiado en el extranjero y es un académico del tema. El experto guió a selecciones como Brasil en un plan de adaptación sin que los efectos influyan en el rendimiento deportivo. 

El ‘capi’ Benalcázar, como es conocido en el ámbito futbolero, admite que no es lo más recomendable llegar así porque al tercer día siempre los estragos serán más fuertes. En cambio, llegando el mismo día del partido hay otra desventaja, que también se debe saber manejar. 

FUENTE: EL COMERCIO

Related Articles