Home Uncategorized Una mancha de calor ‘asesina’ resurge en el Pacífico y mantiene en vilo a los científicos