Home Espectáculo José José, el artista que cantó a generaciones de ‘despechados’ y ‘enamorados’

José José, el artista que cantó a generaciones de ‘despechados’ y ‘enamorados’

by editor

Estados Unidos –

José José, quien conquistó al público interpretando clásicos como El triste, 40 y 20 y Amar y querer, vendió millones de discos y llenó recintos tan emblemáticos como el Madison Square Garden y el Radio City Music Hall en Nueva York, falleció ayer. Tenía 71 años.

La Asociación Nacional de Intérpretes de México confirmó el fallecimiento del cantante en su cuenta de Twitter sin precisar las causas.

Apodado el Príncipe de la Canción, el ícono mexicano de la música romántica se encontraba en Florida al momento de su muerte, según reportes de medios locales.

Su voz, con un amplio registro y potencia y que ha sido descrita como una combinación de barítono y tenor lírico, era capaz de conmover a todos los públicos ante los que se presentaba. Su elegancia al vestir ampliaba su atractivo entre las masas, que por años lo asociaron con la escena nocturna en México y Latinoamérica.

El astro había confirmado en un video publicado en marzo del 2017 que padecía cáncer de páncreas, luego de que se generaran conjeturas debido a una hospitalización en Ciudad de México. “Estoy listo para enfrentar esta nueva aventura en mi vida de la mano de Dios y de la mano de ustedes”, dijo el cantante en el video.

Abandonó la bebida en 1993, pero los destrozos del alcohol, más el esfuerzo vocal excesivo durante su época de oro y las complicaciones de salud arruinaron con el tiempo su voz. Desde principios de la década del 2000 ya no podía cantar.

Su primer hit internacional fue La nave del olvido, del disco homónimo de 1970, que con el verso “Espera un poco, un poquito más / Para llevarte mi felicidad…” aún se escucha en las radios.

Nacido el 17 de febrero de 1948 en Ciudad de México, José Sosa Ortiz venía de una familia de músicos, y desde muy pequeño ya actuaba en coros escolares. Durante su adolescencia, Pepe Sosa se ganaba la vida tocando en bares y dando serenatas, hasta que grabó en 1969 su primer álbum, titulado José José, momento en que adoptó su nombre artístico.

El segundo José del título hacía honor al padre, que había fallecido un año antes.

El álbum fue un éxito y la voz aterciopelada de José José se dio a conocer con temas como Pero te extraño, Cuidado y Sin ella. Poco después vino su interpretación de La nave del olvido, compuesto por el fallecido argentino Dino Ramos, y en 1970 con El triste participó en el festival OTI, que para esa época se llamaba Festival de la Canción Latina. Y, con ambos éxitos, vino el estrellato.

Desde entonces se metió al público hispanoamericano en el bolsillo con cantos al desamor como Hasta que vuelvas, Déjame conocerte y su gran éxito de 1977, Gavilán o paloma, que se ha convertido en un clásico.

Ecuador también fue uno de los escenarios en los que su música sonó.

La cantante Patricia González asegura: “Su legado es histórico porque cantó por todo el mundo y yo creo que va a ser muy difícil reemplazarlo, porque habrá gente que cante como él, pero José José deja una importancia maravillosa de cómo se cantó la balada y el bolero”.

Hilda Murillo, en cambio, asevera: “La música no muere, la música siempre se mantendrá y yo creo que la voz de José José igualmente se mantendrá en los gustos de cada uno de los románticos que hemos disfrutado, que hemos vivido, que nos hemos enamorado con él”.

Para artistas como Gustavo Pacheco, el intérprete de Si me dejas ahora “deja el amor, romance y amistad sonando en el aire. Fue un hombre sencillo y humilde, ahora el mundo está triste. Se nos fue El triste”. 

Fuente: El Universo

Related Articles