Home Política Municipios del país se suman al pedido de seguir el diálogo

Municipios del país se suman al pedido de seguir el diálogo

by Kelvin Jarama

En Cuenca, la Gobernación del Azuay fue uno de los escenarios escogidos por los manifestantes durante las protestas por la derogación del decreto 883.

Impedir la aparición de nuevas protestas que detengan la producción del país es uno de los pedidos que hacen representantes de municipios.

Por ello, el presidente de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas (AME), Raúl Delgado, espera que los diálogos que emprende el Gobierno permitan llegar a acuerdos que beneficien a los ecuatorianos, a fin de evitar futuras manifestaciones. Delgado explicó que la postura de la AME es mantener la  neutralidad, pero serán -si lo necesitan- un puente de diálogo entre los grupos sociales en protesta y el Ejecutivo.

La AME aún no hace un balance final de los daños ocasionados durante los 12 días de paralización que incluyeron el bloqueo de carreteras, suspensión de servicios básicos y el desabastecimiento de productos.

Sin embargo, una de las lecciones aprendidas es que las autoridades mantengan una comunicación permanente, para que de esta manera  reaccionen oportunamente y garanticen la seguridad ciudadana.

La semana pasada, el Directorio de la Asociación de Municipios fue invitado a una reunión con el Ejecutivo. En esa cita fueron presentadas varias alternativas para recuperar lo que se perdió por la paralización.

Una de las opciones es la recuperación inmediata de los recursos por el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se adeuda a los municipios del país. Pero todavía esperan una decisión oficial.

Delgado, también alcalde de Paute, dijo que durante las manifestaciones en su ciudad no se registraron daños en bienes públicos ni privados. Las principales pérdidas ocurrieron en el área de turismo.

Lo mismo pasó en Guaranda (Bolívar), aseguró Osvaldo González, coordinador general del Gobierno Municipal, tras acotar que se preveían “cosas fuera de lugar” durante el paro, pero “afortunadamente la ciudad no sufrió afectaciones mayores”.

Tras las protestas, el alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, recorrió varias calles del Centro Histórico para constatar los daños in situ.

El funcionario manifestó que se detectaron 699 puntos de esa zona que deberán ser intervenidos porque tuvieron daños clasificados desde leves, graves y muy graves.

Además, explicó que en la parte del Tranvía se realizaron dos análisis de los daños ocasionados, cuyo valor es de alrededor de $ 100.000.

En áreas históricas, el monto sería de $ 50.000, aunque falta por cuantificar otros perjuicios.

Según la Cámara de Industrias, Producción y Empleo, durante la paralización se generaron alrededor de $ 80 millones en pérdidas para la industria de Cuenca.

Fuente: El Telégrafo

Related Articles