Home Política Cierre del parque Calderón marcó sesión solemne en Cuenca

Cierre del parque Calderón marcó sesión solemne en Cuenca

by editor

La política y la falta de protocolo fueron los elementos que caracterizaron la Sesión Solemne por los 199 años de Independencia de la ciudad. El parque Calderón fue cercado por policías y militares para evitar que ciudadanos expresen su malestar al Gobierno, mientras que el presidente de la República Lenín Moreno se retiró antes de que el evento termine.

Las quejas empezaron al mediodía cuando la Policía cercó todos los ingresos al Parque Calderón ante la llegada del mandatario. Eso perjudicó a los negocios ubicados en los portales del parque porque los turistas no pudieron acceder ni siquiera para tomarse una fotografía.

La sesión que se desarrolló en el Salón de la Ciudad se inició puntual, a las 16:00, y luego de entonar el Himno Nacional el alcalde Pedro Palacios empezó su discurso. En sus primeras palabras recordó que los cuencanos son personas de paz por lo que solicitó públicamente que se retiren las vallas que impidieron la libre movilidad en el parque Calderón. Aunque eso no ocurrió, el funcionario fue aplaudido con fuerza por quienes llenaron el lugar.

Durante una hora Palacios habló de sus logros en sus primeros meses de gestión al frente de la Municipalidad y en la última parte de su discurso pidió que se atienda a la ciudad con justicia porque “no es posible que del aporte que hace Cuenca al Estado se nos devuelva solo una parte de lo que nos corresponde. Entre lo que Cuenca aporta y lo que recibe hay un espacio tan grande que cabe con holgura la palabra injusticia”.

Pero mientras Palacios daba su discurso los gritos de los manifestantes era tan altos que se escuchaba en el hall del Salón de la Ciudad. Entonces, y para aplacar los gritos, una banda musical empezó a tocar música tropical y tratar de minimizar los reclamos. Mientras en la parte alta se realizaba un evento formal, en la parte baja sonaba con fuerza el Juyayay y la cumbia Cariñito.

Hasta el año pasado la sesión solemne iniciaba con la entrega de preseas y terminaba con los discursos pero en esta ocasión fue todo lo contrario. Por eso luego de la intervención de Palacios, el gobernante tomó el micrófono por doce minutos para hablar de los aportes que en su Gobierno se realizaron a favor de Cuenca. Entre ellos $ 450 millones entre inversión directa y asignaciones de ley.

Acto seguido se entregaron los reconocimientos y Moreno dio la Insignia Municipalidad de Cuenca a la Universidad Politécnica Salesiana (UPS), representada por su rector Javier Herrán. Tras esto, y rompiendo el protocolo, se retiró del Salón de la Ciudad.

Con su ausencia la sesión continuó y luego de entregarse todos los reconocimientos, el último discurso fue del rector de la UPS, a nombre de los distinguidos. Dijo que esta actitud creó un marco referencial de la identidad cuencana que habla de una comunidad de emprendedores que proyecta a la ciudad al progreso común.

Cada año la presea María Ramona Cordero y León se entrega a la mujer que se destaca en su apoyo a la equidad de género y en esta ocasión la recibió la jueza Jenny Ochoa, quien en 2016 fue electa la primera presidenta de la Corte Provincial de Justicia del Azuay.

Sobre esta decisión del Concejo Cantonal, desde la Comunidad LGBTI se emitió un comunicado rechazando la designación porque el 10 de septiembre pasado Ochoa negó el derecho a contraer matrimonio igualitario a una persona transfemenina. Esto lo hizo en calidad de jueza de segunda instancia y según los integrantes de este colectivo fue un trato discriminatorio.

Fuente: El Universo

Related Articles