Home Salud Ecuador necesita un instituto nacional de cáncer, según Tannia Soria

Ecuador necesita un instituto nacional de cáncer, según Tannia Soria

by editor

La presidenta de la Sociedad Ecuatoriana de Oncología, Tannia Soria, habla sobre la necesidad de crear un instituto nacional de cáncer.

En octubre pasado, EXPRESO publicó una sobre el cáncer. Durante un foro realizado en México, los especialistas de diversos países del mundo llegaron a la conclusión, basado en estudios, que para el 2030 los casos de cáncer subirán en un 46 %. Allí como invitada y ponente estuvo Tannia Soria, especialista en oncología y la presidenta de la Sociedad Ecuatoriana de Oncología, quien hizo hincapié en la necesidad que tiene el país y los pacientes que padecen la enfermedad, de que exista un instituto nacional de cáncer. ¿Por qué? A continuación se lo explicamos.

– ¿Por qué es necesario que Ecuador cuente con un Instituto Nacional de Cáncer?

Debemos partir del hecho de que hace muchos años existía ya ese encargo para que la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (Solca) sea el ente que ejecute esta función. Siendo un hospital de especialidad y teniendo en cuenta la estructura que tiene, este ejercía esa función: era el rector del cáncer en el país. Lastimosamente, por diversas circunstancias, no fue más posible. Hoy, creo que es necesario que ese instituto exista precisamente para que todos los temas respecto a esta enfermedad, puedan articularse mejor.

– ¿Pero es Solca quien debe ejercer otra vez esa función?

Solca hizo un muy buen trabajo, que por varias causas fue limitado. Tenemos ya unas bases sobre las que hubo un antecedente importante, entonces eso debería ser aprovechado. Una de las alternativas podría ser impulsar y respaldar la labor de la Sociedad de Lucha contra el Cáncer para que en algún momento sea tomado en cuenta para ser ese Instituto Nacional de Cáncer. Ahora quien está dirigiendo las políticas nacionales del cáncer es el Ministerio de Salud y Solca está como un protagonista de la red privada de salud, pero no es lo mismo.

– ¿Qué le hace falta al Ministerio de Salud Pública para ejercer a cabalidad ese rol? ¿No lo está haciendo acaso?

No se han visto los resultados que se esperan. El Ministerio de Salud necesita de personal que tenga esa experiencia y esa capacidad específica, y si es que ya lo tiene, debe hacer uso de él, y mejorarlo y apoyarlo. Solca, claro está, tampoco podría hacerlo todo solo. El cáncer tiene una importancia cada vez mayor, entonces podría ser quien articule las gestiones, pero necesitará de todos los entes y organismos.

– La creación del instituto, ¿de qué manera ayudaría a la comunidad?

Permitiría primero mejorar nuestras estadísticas. En el país tenemos un buen registro, con una data muy buena y eso es una fortaleza. El registro nacional de tumores es sin duda una fortaleza, pero en base a eso deberíamos plantear una diversidad de soluciones. Y eso podría hacer el instituto. Y es que si todos los organismos que ahora están dispersos empiezan a trabajar bajo el cobijo de un instituto, se podría planificar mejor. Trabajar por el mismo fin. Hoy muchos quieren hacer muchas cosas, pero no hay quien nos dirija y guíe. Hoy puede que existan las ganas, pero quizás falta la experiencia de un ente que ha trabajado siempre ligada a esta enfermedad. Eso es lo que debe hacer el ente del que hablo.

– El gobierno, la Asamblea, la comunidad… ¿Del pedido de quién depende la creación del organismo?

No sabría decirte pienso que toda la comunidad debe participar.

– Con la creación del ente, según precisa, mejorarían algunas situaciones, como el de la entrega a tiempo de medicina. Sin embargo, aún esto no se da: ¿qué hacer entonces para que los pacientes las adquieran? Esta es una de sus mayores preocupaciones en la actualidad.

Hay que buscar ayuda y esa es parte del área administrativa que aún no logro entender. Nosotros podríamos aportar comentando, haciendo énfasis en la necesidad de acortar los tiempos de entrega, pero todo depende del área administrativa. Sin embargo hay otro tema que preocupa, que es la prevención y es a donde debemos apuntar. ¿Qué podemos hacer? Educar a los médicos que recién salen, o mejor aún a los estudiantes de medicina. Ellos tienen que aprender a diagnosticar a tiempo un cáncer para que den un pronóstico oportuno en etapas tempranas y entonces la sobrevida del paciente sea mayo, y las medicinas y los tratamientos, otros. La educación es la principal herramienta y para ellos hay que capacitar a la gente. Hay que capacitar a los médicos rurales y a los especialistas en atención primaria. Esto incluso facilitará el acceso a todo.

Fuente: El Universo

Related Articles