Home Internacionales Iglesia convoca diálogo en Bolivia, mientras Gobierno denuncia plan para atentar contra presidenta

Iglesia convoca diálogo en Bolivia, mientras Gobierno denuncia plan para atentar contra presidenta

by editor

Mediante una rueda de prensa, el ministro del Interior de Bolivia, Arturo Murillo, denunció que un grupo criminal planeaba atentar contra la vida de la presidenta interina Jeanine Áñez.

«Hemos identificado un grupo criminal que quiere atentar contra la presidenta, por eso hoy hemos tenido que parar su viaje a su tierra natal», dijo Murillo, quien además acusó que habría extranjeros implicados.

Áñez tuvo que suspender una actividad oficial en la región amazónica de Beni ante la amenaza. Murillo precisó que la mandataria tenía previsto desplazarse este lunes al departamento del Beni, de donde es oriunda, para celebrar dos actos cívicos: la fundación de la región en 1841 y el aniversario del himno nacional que se cantó el mismo día en 1845.

El ministro añadió que «ha sido muy difícil convencer a la presidenta que no vaya al Beni porque está en peligro su vida». Áñez, en lugar de realizar el acto en la región amazónica del Beni, lo hizo en la ciudad de La Paz, en la Plaza de Armas, donde los militares prepararon la celebración.

El Gobierno atribuyó nueve fallecidos el fin de semana a enfrentamientos entre campesinos cocaleros y fuerzas combinadas de policías y militares en la región de Sacaba (centro).

Áñez asumió el poder tras la renuncia del expresidente Evo Morales, quien se asiló en México. Su gobierno busca conformar cuanto antes un nuevo Tribunal Supremo Electoral para así llamar a elecciones generales.

Pero para esa convocatoria, deberá ponerse de acuerdo con el partido de Morales ya que, según la Constitución, el Congreso es el encargado de elegir a seis de los siete titulares del Tribunal Supremo Electoral (TSE). Los anteriores miembros de esa institución están en prisión preventiva por irregularidades en las presidenciales de octubre, que dieron la reelección a Morales, pero que él mismo anuló horas antes de renunciar.

Mientras que este lunes, Iglesia católica llamó al diálogo para poner fin a una crisis que ya lleva casi un mes y registra 23 muertos.

Los obispos bolivianos, en coordinación con la Unión Europea y Naciones Unidas, llamaron al gobierno, a los partidos políticos y a representantes de la sociedad civil a un diálogo desde la tarde de este lunes para pacificar el país.

«El diálogo es el camino apropiado para superar las diferencias entre bolivianos», dijo el secretario general de la Conferencia Episcopal Boliviana, Aurelio Pesoa, en una conferencia de prensa, en la que consideró que «celebrar elecciones transparentes (..) es el mejor camino para superar las diferencias». 

Los obispos propiciaron acercamientos desde la semana pasada entre el gobierno interino de la derechista Jeanine Áñez y sectores afines a Morales, quien renunció hace una semana y se asiló en México tras desatarse protestas que denunciaban un fraude electoral en los comicios del pasado 20 de octubre.

La bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS, de Morales), que es mayoría en el Congreso, está intentando también reunir a los grupos legislativos minoritarios en una reunión «para trabajar, conversar, debatir sobre la coyuntura política» y «pacificar» el país, según anunció el domingo la diputada Betty Yañíquez.

Esto tras acusaciones de ambas partes de buscar la confrontación de los ciudadanos.

Jean Arnault, enviado del secretario general de la ONU, y un delegado de la Unión Europea se han reunido en los últimos días con el gobierno de Áñez y organizaciones sociales en un intento de restaurar la paz. 

Fuente: El Universo

Related Articles