Home Gastronomía Biscuits by Nané, cafetería guayaquileña con esencia hogareña

Biscuits by Nané, cafetería guayaquileña con esencia hogareña

by editor

Existen pasatiempos que pueden convertirse en grandes emprendimientos. Y Jeanet Hanze descubrió en su afición por la elaboración de postres, que comenzó en la cocina de la casa de sus padres, la idea para abrir sus cafeterías Biscuits by Nané, en Guayaquil.

“Biscuits en verdad comenzó como un hobbie, no era como un proyecto de vida, era algo que me gustaba hacer y me desestresaba mucho. Lo que yo siempre hacía cuando llegaba del colegio, y de la universidad, era estar en la cocina haciendo alguna receta”, cuenta Hanze.

Antes de emprender su negocio propio, los dulces los hacía para su familia y sus amigas más cercanas. Después comenzó a venderlos en el colegio. “Cuando me gradué del colegio recién empiezo a ver qué quería realmente estudiar y nunca se me pasó por la cabeza pastelería. No me veía en eso”, cuenta.

Hanze estudió mercadeo de modas, luego negocios y también diseño gráfico. En esta etapa, cuando retomó la preparación de postres, los continuos consejos de sus amigos la llevaron a interesarse por la carrera de pastelería y food service management.

“Cuando me fui a estudiar la carrera, mi enamorado se quedó a cargo de los clientes que ya habíamos conseguido y ahí comenzó todo. En la casa de mis papás adaptamos una cocina para cocinar y de ahí salía todo. Ellos me prestaban el carro para ir a dejar los pedidos”, relata sobre los inicios del negocio. El primer establecimiento se inauguró con la ayuda de sus padres y enamorado, ahora esposo, Christian Stagg, su socio y responsable de la logística de la marca.

Actualmente cuentan con ocho locales, cuatro de ellos manejan concepto de brunch y los otros como cafetería y pastelería. “La idea es que poco a poco todos los locales manejen este concepto. Tenemos previsto abrir también otro en Plaza Navona”, indica.

Hanze detalla que los primeros dulces que hicieron fueron el galletón de nutella, galletas choco chips y negritos. De ahí creó una línea de galletas rellenas (manjar, malvaviscos) y tortas.

“Hace un año, en el local del Mall del Sol, comenzamos con la oferta de brunch, fue como nuestra prueba y nos dimos cuenta que tuvo mucha acogida porque las personas iban a en la noche a buscar un desayuno y así hemos ido abriendo nuevos caminos”, agrega.

En su menú, con 40 preparaciones en las que predominan los dulces, también cuentan con opciones veganas y vegetarianas. Tienen locales en San Marino, El Dorado, Entre Ríos, Riocentro Ceibos, City Mall, Pedro Carbo y Vélez, Mall del Sol, P. Icaza y Córdova. 

Fuente: El Universo


Related Articles