Home Salud La desnutrición crónica ataca a los niños ecuatorianos

La desnutrición crónica ataca a los niños ecuatorianos

by editor

En Ecuador, 1 de cada 4 niños menores de 5 años sufre desnutrición crónica, lo que afecta su desarrollo cognitivo y físico. Esta es una deuda que el Estado no ha podido saldar desde 1986, cuando el país enmarcó a la desnutrición infantil como un problema de salud pública, pues, en ese entonces, el 41% de los infantes de entre 0 y 5 años presentaban malnutrición. 

Entre 1990 y 2011 el índice bajó a 24%, según el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES). Actualmente, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) indica que el índice está en 25%. Es decir que, en 29 años, la brecha no ha disminuido.

“No atender a la primera infancia ahora tendría un costo elevado más adelante”, dijo Joaquín González-Alemán, representante de Unicef, durante un diálogo en el marco de la Convención sobre los Derechos de los Niños, que hoy cumple 30 años.
 

Mortalidad y otros males 
Aunque Ecuador se ha ratificado con el Convenio, mantiene índices alarmantes en temas relacionados a la alimentación, salud mental y mortalidad infantil.

Se estima que 36 bebés, con menos de un mes de vida, fallecieron en promedio por semana, en 2017. Aunque los datos del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC), señalen que entre 1990 y 2016 la mortalidad infantil disminuyó un 12,7%, sigue resultando inquietante que la principal causa de mortalidad infantil (de 0 a 12 meses) sea la dificultad respiratoria del recién nacido, con el 15,91%, seguida por la sepsis bacteriana con el 7,13%.
 

Salud mental 
“No existen programas ni políticas que se enfoquen en la salud mental”, destacó González-Alemán, al informar que en 2018, 270 niños, entre 5 y 19 años, se suicidaron. 

El representante señala que diversos factores contribuyen a esta dolorosa realidad. El desapego de los padres con los hijos es uno, por lo que invita a los progenitores a “indagar, preguntar qué tal tu día, cuéntame cómo te sientes”. 

También está el acoso escolar, pues 1 de cada 5 estudiantes la sufre, y la violencia intrafamiliar que se presenta en 1 de cada 3 menores. 
 

Evitar retrocesos 
González-Alemán, en representación de Unicef, enfatizó que los poderes del Estado deben salvaguardar recursos financieros que eviten el retroceso del trabajo que la convención ha hecho desde hace tres décadas. El organismo recomendó una reforma al Código Orgánico de Niñez y Adolescencia (CONA). 

Durante épocas de crisis y autoridad económica, la organización insta a los gobiernos a no adoptar medidas regresivas que pongan en riesgo los programas sociales. Es por eso que Unicef puso en marcha la campaña ‘Aquí por ti’, que busca hacer un llamado al Estado ecuatoriano, al sector privado, organizaciones sociales y la sociedad en su conjunto a proteger y defender los derechos de los niños. (AVV)

Logros a favor de la niñez 
° La ratificación de Ecuador con la convención de los derechos de los niños, niñas y adolescentes, ha generado considerables avances, como la prohibición del matrimonio infantil. 

Fue el 21 de abril de 2015 que se reformó el Código Civil. Desde entonces, el artículo 83 establece: “Las personas que no hubieren cumplido dieciocho años no podrán casarse”. Antes, los hombres podían casarse desde los 14 años y las mujeres desde los 12.

La educación obligatoria para niños entre 5 y 17 años es otro de los logros dentro del país. La ministra de Educación, Monserrat Creamer, señaló que el ecuatoriano subió la edad de escolaridad de 7 a 11 años. 

Una de las peores formas de violencia 
°  Los datos sobre abusos sexuales suelen ser la punta de un iceberg, pues la mayoría de niños no revela que han sido víctimas de violencia de este tipo. Las cifras de la Unicef detallan que, del total de casos de abuso sexual, solo el 15% fue denunciado y apenas el 5.3% tuvo sanción. 

Las consecuencias de las agresiones sexuales son innumerables. Las víctimas sufren daños irreparables en su integridad física, psíquica y moral, lo que provoca tristeza, baja autoestima, suicidio y dificultades de conexión afectiva. 

Las víctimas sienten culpa, vergüenza o temen denunciar a los agresores que en un 65% de casos, pertenecen al círculo cercano.

FRASE

Mientras más recursos invirtamos en niñez y adolescencia, mejor será el presente y el futuro del país, mayor será su crecimiento económico”. Joaquín González-Alemán Representante de Unicef 

FUENTE: LA HORA

Related Articles