Home Deportes Delfín y Liga, en concentración permanente.

Delfín y Liga, en concentración permanente.

by Kelvin Jarama

Los directores técnicos de Delfín y Liga de Quito mantienen juntos a sus jugadores en sus complejos para evitar distracciones externas de cara a la final de vuelta del domingo 15 de diciembre de 2019. “La final en Manta será 50-50”. Con esa reflexión, el entrenador de Delfín, Fabián Bustos, explicó las opciones que tendrán su equipo y Liga de Quito, para ser campeones en la primera edición de la LigaPro. Los mantenses retornaron a su ciudad en vuelo chárter, después de la final del miércoles 11 de diciembre. Enseguida se dirigieron a su concentración y este jueves 12 por la mañana entrenaron desde las 09:00 en su complejo, en Los Geranios. Hoy viernes 13 lo harán una hora más temprano.

Lo propio hizo el equipo quiteño, que tras el partido se mantuvo en su concentración en Pomasqui y practicó este jueves 12 de diciembre desde las 10:00. El viaje a Manta está previsto para el sábado 14 por la tarde, pues tienen planeado realizar una última práctica en Pomasqui desde las 14:30. Una de las preocupaciones del DT Pablo Repetto es el estado del central Carlos Rodríguez, que salió por una molestia en el muslo derecho. Se determinará si no se trata de un desgarro, para saber si podrá jugar en la vuelta.

Si no llega, Luis Caicedo tomará su lugar. Una baja segura es la de Andrés Chicaiza, que fue expulsado en la parte final del partido. A él se suman Jacob Murillo y Rodrigo Aguirre, también sancionados anteriormente. Delfín no pasa por esos inconvenientes, pues no tiene suspendidos ni lesionados. Roberto Ordóñez salió con un golpe, pero no es de mayor gravedad y estará en la final definitiva. Para jugar en Manta, el estratega argentino cambiará la estrategia, pero también pensará en cómo anular el juego de los “albos”, que pretenden el bicampeonato. Por ejemplo, en el caso del “10”, Sergio López, volverá a su posición habitual como armador y no enfocado en la marca, como en Quito. Repetto se refirió a que como locales no pudieron ganar en los playoffs. En los cuartos de final cayeron 3-2 contra Universidad Católica, en la semifinal igualaron sin goles contra Aucas y el marcador se repitió en la final ante Delfín. En cambio, el equipo cumplió el trabajo de visita: contra Católica ganó 2-0 y ante Aucas, 3-1. Por esa razón confía en que de visita puedan ganar, como en todos los partidos de playoffs. Mientras que Delfín marcha invicto en la fase final del campeonato. Lleva cinco partidos sin perder y en casa cedió un empate, contra Independiente del Valle. En ese contexto, esperan ratificar su buen paso en el campeonato nacional.

Fuente: El Telegrafo.

Related Articles