Home Comunidad 250 iguanas de Consulado de EE. UU. viven en predio de la Universidad de Guayaquil

250 iguanas de Consulado de EE. UU. viven en predio de la Universidad de Guayaquil

by Kelvin Jarama

En un área arenosa, la bióloga Madeleine Paladines y el egresado de Biología Jean Carlos Alcívar se ayudan con una pala de jardinería y una brocha para ir descubriendo la evolución de los huevos de iguana que allí siguen su proceso embrionario.

Minutos antes, una iguana con un llamativo verdor rompió uno de esos huevos y fue recogida por el equipo del laboratorio de Acuacultura de la Universidad de Guayaquil. Paladines la liberó luego de bautizarla como Milagros. Esta salió rauda por su hogar, en el área de vegetación que rodea a la facultad de Ciencias Naturales.

— Guayaquil, 5 de febrero de 2020. En la ciudad de Guayaquil se cuidan huevos rescatados en las instalaciones del consulado de Estados Unidos en Guayaquil. Foto: Francisco Verni P.

Desde mediados de diciembre, Antonio Torres junto a unos 15 docentes, egresados y alumnos se encargan del monitoreo de unos 1500 huevos de iguanas que fueron extraídos de los predios del Consulado de Estados Unidos, donde ya habitan otras 200 iguanas.

En esa sede consular, ubicada en San Eduardo, según Torres, tras el aviso de personal de la Embajada hallaron 1500 huevos en alrededor de 60 nidos cavados por las iguanas madres a 50 centímetros de profundidad de una cancha de vóley.

Justamente las iguanas ponen los huevos para que nazcan en la época de lluvia donde hay mucha vegetación y tienen muchísima comida disponible, no tiene un impacto dañino en el ambiente, más bien sirven como control de malezas”, señala el biólogo, y agrega que su proceso de incubación dura entre dos y tres meses dependiendo de las condiciones climáticas, como la temperatura.

— Guayaquil, 5 de febrero de 2020. En la ciudad de Guayaquil se cuidan huevos rescatados en las instalaciones del consulado de Estados Unidos en Guayaquil. Foto: Francisco Verni P.

Alcívar, uno de los colaboradores del proyecto, cuenta que en la búsqueda de huevos fueron tomando fotografías y marcaron cada huevo para ir clasificándolos y replicar cada nido en un área del laboratorio.

Por ahora, en la universidad ya han nacido unas 250 iguanas que ya están en su nuevo hábitat. Se espera que eclosionen unas 250 iguanas más.

Esta nueva población se unirá a las 1000 iguanas comunes –científicamente llamadas iguana iguana– que ya habitan en los predios ubicados en la avenida Juan Tanca Marengo.

El biólogo considera vital poder ayudar de la preservación de una especie, que pese a no estar en peligro de extinción, es un reptil simbólico, que convive con ciertos problemas.

“En el parque de las Iguanas hay individuos que tienen malformaciones por el cruce genético, se están cruzando entre hermanos y primos. Eso lleva un desgaste del pool genético. Acá, al traer una población distinta se van a cruzar con las existentes, se van a evitar esas malformaciones”, resalta.

Miriam Salvador, decana de la facultad, refiere que los datos e información extraída en esta investigación pueden integrarse en trabajos de tesis de egresados como Alcívar.

Apuntes

Según los biólogos, una iguana se reproduce una vez al año, pudiendo incubar hasta un promedio de 60 huevos. Una iguana recién nacida puede medir unos quince centímetros y ya en su edad adulta, en el caso del macho llega a medir 2,2 metros de longitud y las hembras, unos dos metros, desde la cabeza hasta la cola. Estas conviven en zonas de alta vegetación como en bosques secos, áreas de manglar y otras de Guayaquil.

FUENTE: EL UNIVERSO

Related Articles