Home Internacionales Vacuna contra el coronavirus: cómo unos ratones modificados genéticamente se volvieron objeto de una disputa mundial

Vacuna contra el coronavirus: cómo unos ratones modificados genéticamente se volvieron objeto de una disputa mundial

by editor

El grupo Fiocruz Minas, que se dedica a la investigación científica en Brasil, está trabajando en una vacuna para el covid-19 y ha estado esperando durante semanas por un pedido a Estados Unidos para comenzar las pruebas de efectividad.

La solicitud se realizó en abril y consiste en tres parejas de ratones transgénicos, uno de los pocos en el mundo capaz de ser infectado por el virus que causa el covid-19.

Pero, además del pedido de los brasileños, el Laboratorio Jackson de EE.UU. tiene una fila de solicitudes de científicos de todo el mundo.
Los ratones de laboratorio ordinarios no son susceptibles al virus que causa el covid-19. Incluso en contacto directo con el patógeno, la probabilidad de enfermarse es pequeña.

El k18-hACE2, como se denominó al ratón vendido por la institución, fue modificado de manera genética precisamente para ser infectado por Sars-Cov-2 y, por lo tanto, es un elemento fundamental en la investigación que involucra el nuevo coronavirus.
La demanda se concentra en una sola institución porque el laboratorio es posiblemente el único que produce estos ratones genéticamente modificados a escala «comercial», dice el coordinador del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología de Vacunas de Brasil (INCTV) y del equipo de Fiocruz Minas, Ricardo Gazzinelli.

Un correo electrónico de Wuhan y una muestra de Iowa
La historia comienza con un correo electrónico de un funcionario del Laboratorio Jackson en Shanghái, quien escribió a la directora del depósito de ratones y al Centro de Enfermedades Raras del laboratorio, Cathleen Lutz, a principios de febrero.

Asustado por la magnitud de la epidemia en China, y en medio del confinamiento en Wuhan, donde vive parte de su familia, preguntó si el equipo podría ayudar de alguna manera.

De ahí la idea de desarrollar un ratón que pueda usarse en la investigación para comprender mejor la enfermedad.

Lutz luego contactó a Stanley Perlman, un científico de la Universidad de Iowa, quien en 2007, junto con su colega Paul McCray, ya había desarrollado un animal genéticamente modificado para estudiar el SARS, también causado por un coronavirus, Sars-Cov.

«Perlman incluso escribió que los coronavirus seguían siendo una amenaza potencial, y tenía razón», dijo el neurocientífico a BBC News Brasil.
En 48 horas, el investigador envió las muestras de semen del ratón transgénico, que luego fueron utilizadas por el laboratorio para inseminar a las hembras de los ratones de laboratorio «comunes».

La primera camada nació en marzo y, desde entonces, la institución ha estado armando una colonia de ratones susceptibles al coronavirus.
El volumen de animales vendidos es confidencial pero Lutz estima que la demanda llegará a «decenas de miles» en los próximos meses.
¿Qué tienen de diferente los ratones?
Los ratones modificados recibieron el gen humano para el receptor ECA2 (enzima conversiva de angiotensina 2), la principal puerta de entrada al nuevo coronavirus en las células humanas.

Sars-Cov-2 se une a la proteína ECA2, que se encuentra en la superficie de la célula, como una llave en una cerradura, lo que facilita su entrada.

Una vez dentro, el virus usa la estructura celular para reproducirse, luego la destruye y comienza a infectar otras células, usándolas como una especie de fábrica para nuevos virus.

Fuente:BBC MUNDO

Related Articles