Home Espectáculo El tenor Álex Morán le canta a Guayaquil

El tenor Álex Morán le canta a Guayaquil

by editor

“Te amo Guayaquil” es el nombre de la canción que compuso el tenor Álex Morán en honor al puerto principal. A la ciudad que lo vio nacer hace 53 años y que hoy llega a sus 485 años de fundación, la recuerda por sectores como la Atarazana, al norte, donde nació. Desde allí salía con rumbo hacia el nuevo centro comercial Policentro.

Las idas al cine con su madre y luego a comer chaulafán son los gratos recuerdos que guarda de una ciudad que la cataloga como pujante, de gente emprendedora, productiva.

“Guayaquil es de gente honesta, transparente, directa, no se anda por las ramas; la ciudad tiene en general esa característica, y así es reconocida por el resto de ciudades. Nos mostramos como somos, hay gente muy inteligente, muy católica; la fe es fuerte y creo que por eso Dios nos bendice”, destaca.

Por eso en “Te amo Guayaquil” habla mucho de agradecer a Dios y “de darnos este regalo que es esta ciudad y de estar protegidos por la Virgen María”.

Morán empezó a cantar cuando tenía apenas 5 años de edad. Fue descubierto por su profesora en la escuela. En su casa cantaba y se grababa para liego escucharse. Interpretaba temas de Leo Dan, Sandro, quienes era como su guía.

Desde los 20 años empezó a cantar canciones de áreas de ópera; estuvo más de 10 años en cuatro coros, y fue solista. Ha participado en festivales internacionales en América Latina “y eso me ayudó a perfeccionarme en el canto, en el oído, en la técnica…”.

Profesionalmente canta desde 2018, “como un hombre, como el tenor Álex Morán, profesionalmente tengo 10 conciertos en Guayaquil, he podido cantar en Houston, Texas, en Nueva York en el consulado”.

Como tenor se ha caracterizado por el estilo lírico de hacer baladas, boleros “y esa característica que embellece mucho las canciones. Para mi un canto lírico embellece cualquier canción”.

Una canción para su ciudad

El 25 de julio fue la fecha en que se inspiró para componer “Te amo Guayaquil”. Ya lo hizo antes con el Día de la Madre y del Padre, y esta fecha no pasó inadvertida para el tenor.

“La ciudad que me cobijó cuando me vio nacer es la gran cuna de gigantes de corazón para amar y servir donde hombres y mujeres luchan para surgir / Y el valor de Olmedo lo verás en la gente de Guayaquil…”, dice parte de la letra de su autoría.

Ha tenido de llevar su voz fuera de Ecuador y ha participado en más diez conciertos. Actualmente tiene cinco canciones compuestas y aspira a pronto llegar a 12 para sacar su primer álbum.

Añade que su participación en coros y la guía del director rumano Vasile Ionescu, quien descubrió su timbre de voz para tenor, fueron decisivos en su carrera, tanto así que este le propuso, por su talento, que cantara “Brindis de la Traviata”, “que es una obra muy famosa que cantan los mejores tenores del mundo y que tiene un tono bien alto al final, que es un Si bemol. Dios me dio el instrumento”.

Related Articles