Home Espectáculo Historia detrás de los retratos en blanco y negro de mujeres en redes sociales.

Historia detrás de los retratos en blanco y negro de mujeres en redes sociales.

by editor

Cientos de mujeres han compartido en sus perfiles de Instagram un retrato de sí mismas en blanco y negro. Se trata de un desafío que se volvió viral a finales de junio del 2020. Este reto busca hacer del empoderamiento femenino su bandera.

La persona que lo acepta suben una foto suya junto con las etiquetas ‘reto aceptado’ o challenge accepted por su traducción en inglés y ‘las mujeres apoyan a mujeres’ (women support women). De la primera etiqueta en Instagram existen más de cinco millones de publicaciones y de la segunda hay ocho millones. Celebridades como la cantante Jennifer López y las actrices Jennifer Aniston y Kristen Bell aceptaron el desafío y colocaron las fotos monocromáticas respectivas.

Para participar del reto hay que recibir un mensaje por interno, de una amiga, en el que indica la nominación, pide etiquetarla en la imagen a subir que debe ser solo de la participante y finalmente solicita enviar el mensaje a otras 50 mujeres. El reto además muestra el apoyo femenino, el afecto y solidaridad que debería existir entre unas y otras.

Según informa el diario The New York Times, hasta el 28 de julio del 2020 se habían publicado más de tres millones de imágenes en Instagram con la etiqueta solo en inglés.  Una portavoz de la red social propiedad de Facebook dijo el 27 de julio al Times que «la tendencia va en repunte con el uso de la etiqueta en Instagram que se duplicó solo en un día… Según las publicaciones, vemos que la mayoría de las participantes publican notas relacionadas con la fortaleza y el apoyo a sus comunidades». 

Sin embargo, lo explicado anteriormente no es la razón principal con la que se comenzó a publicar fotografías de mujeres en blanco y negro. Según una publicación que se hizo viral del usuario de Instagram identificado como Manic Pixie Dream Boy esta iniciativa se habría originado en Turquía y con motivaciones  diferentes. El país se vio recientemente sacudido por el femicidio de Pinar Gültekin, cuyos restos fueron descubiertos en un área boscosa.

El femicida de la joven de 27 años fue un expareja y el caso llevó nuevamente al debate público las altas tasas de femicidios y la falta de esfuerzos del gobierno para el desarrollo de legislación que proteja a las mujeres de violencia de género.  Así, de acuerdo con la explicación del usuario de Instagram, los ciudadanos turcos se despiertan cada día «para observar la imagen en blanco y negro de una mujer que ha sido asesinada». Las fotografías se difunden en periódicos, redes sociales y en televisión. Por ello, las mujeres turcas empezaron el reto con el fin de «solidarizarse con las mujeres que hemos perdido. Para mostrar que un día podría ser su foto la que llene los noticieros», asegura la publicación. 

Related Articles