Home Tecnología Estas podrían ser las razones ,¿Porqué el Internet se encuentra lento?

Estas podrían ser las razones ,¿Porqué el Internet se encuentra lento?

by editor

Muchas personas culpan al teletrabajo o a los juegos en línea de la lentitud del internet, pero lo cierto es que ese problema está estrechamente relacionado con la calidad de la señal Wifi, con la cobertura y con la velocidad del plan contratado. Así lo explica Xavier Moreano, Gerente Nacional de Marketing de Netlife.

En el caso de los videojuegos, los ‘gamers’ pueden sentir lentitud –aunque esos tres puntos estén bajo control- durante un estreno a nivel mundial. Ocurre porque el servidor, ubicado en Estados Unidos o en algún país de Europa, por ejemplo, está recibiendo gran demanda de personas que buscan descargarse un determinado título al mismo tiempo.

Eso puede ocurrir en cualquier momento del día, independientemente de las horas pico que se registran en el país. Moreano comenta que antes de la pandemia las horas de mayor demanda del servicio eran a las 15:00 y entre las 21:00 y 22:00. Ahora, el pico más alto es a las 21:00. Se supone que aquello ocurre porque mucha gente se desconecta del trabajo y acude a plataformas como YouTube o Netflix para disipar la mente.

El ingeniero Fabricio Zules apunta que una conexión por cable siempre será más rápida que por Wifi “porque el cable está recubierto para protegerlo de interferencias”.

Las características del equipo Wifi influyen en la conectividad

Cuando una persona tiene un servicio de internet en su hogar, por lo general, se conecta a través de la señal Wifi; este aparato puede tener diferentes características. Si es muy antiguo, por ejemplo, podría provocar lentitud en la señal.

El router que entregan los diferentes proveedores de internet del país no son de última generación; la mayoría emite señales en una banda de frecuencias determinadas, habitualmente en torno a los 2,4 GHz, bastante saturada.

También se produce una interferencia electromagnética cuando hay varios equipos Wifi alrededor de otro. Eso ocurre, por lo general, dentro de los edificios y en algunos conjuntos habitacionales. Para evitar aquello es importante, primero, comprobar las características del aparato y colocarlo en un lugar accesible. Después, si es muy ‘viejo’, es importante adquirir un equipo moderno.

Un router dual-band garantizará mayor alcance

Este aparato emite simultáneamente señales en la banda de los 2,4 GHz y en la de los 5 GHz; esta última es la que ahora está menos congestionada. Moreano explica que no hay muchos equipos con estas características y que, al contar con uno de esos, las personas experimentarán mejor conexión y potencia. La interferencia también se reducirá.

Los muebles también obstaculizan la señal Wifi

La señal Wifi no atraviesa paredes ni puertas. Por esa razón, los expertos sugieren, en caso de vivir en una casa de dos pisos, recurrir a extensores de señal. Esos se enganchan al Wifi principal y permiten amplificar la cobertura de la señal en zonas donde llega con debilidad o simplemente no llega.

Los extensores deben contar con ciertas características que les permitan conectarse a los equipos homologados, caso contrario surgirán más complicaciones.

Para evitar aquello, precisamente, se recomienda recurrir al proveedor, que tras realizar los ajustes realizarán una prueba de laboratorio en el sitio. Comprobarán que todo esté en orden.

En caso de vivir en un departamento, en cambio, es importante retirar cualquier objeto que puede interferir en la señal: muebles, repisas, anaqueles.

¿Cuántas personas viven en su casa y en qué plataformas navegan? De eso dependerá la velocidad de su plan

No existe un plan estándar para satisfacer las necesidades de todas las personas. El plan de velocidad dependerá de las tareas que cada una realice en casa. De ahí la necesidad de evaluar aquello antes de firmar un contrato.

Por ejemplo: si tiene un plan de 50 megabytes por segundo y ese plan tiene una compartición de 2 a 1, en el peor de los casos tendrá 25 Mbps cuando se esté compartiendo la señal en horas pico. Esos megabytes le permitirán, a una sola persona, disfrutar de un producto en ultra alta definición en plataformas como Netflix o YouTube, por ejemplo. Pero si una segunda persona, de esa misma familia, quiere ocupar otra aplicación seguramente tendrá complicaciones de conectividad porque el producto en Ultra HD ya ocupó lo contratado.

Es importante recordar que películas, videojuegos y más en Ultra HD consumen 25 megabytes, mientras que para verlos en alta definición se requiere de 5 megabytes. Los productos con calidad estándar exigen 2 megabytes.

Un teletrabajador que solo se limita a navegar en páginas tradicionales requerirá de 2 o 3 megabytes, mientras que para escuchar música en Spotify se necesitan 0,2 megabytes.

La compartición de 2 a 1 es la más recomendada para la casa

En todos los contratos de suscripción con los proveedores de internet deben constar las características del servicio. Ahí debería estar estipulado el tipo de compartición y velocidad. Ofrecen una compartición de 8 a 1, de 6 a 1, de 4 a 1, de 2 a 1 y de 1 a 1; este último es ideal para empresas. El óptimo para viviendas es el de 2 a 1.

“El servicio va a funcionar muy bien. En el peor escenario lo mínimo garantizado es la mitad de la velocidad, pero si no es hora pico tendrá la velocidad contratada”, explica Moreano.

Related Articles