Home Comunidad Plan de Trump de mudar fábricas estadounidenses de Asia a América Latina revive ‘limitaciones’ de Ecuador

Plan de Trump de mudar fábricas estadounidenses de Asia a América Latina revive ‘limitaciones’ de Ecuador

by editor

Un plan de Estados Unidos que podría beneficiar a la región, incluyendo a Ecuador, despierta debates, análisis y expectativas en expertos económicos y dirigentes empresariales en el país.

Se trata de una nueva iniciativa del gobierno de Donald Trump en la que utilizaría incentivos financieros para alentar a las empresas estadounidenses que tienen sus instalaciones de producción en Asia para que las trasladen hacia los Estados Unidos, América Latina y el Caribe.

El proyecto podría generar inversiones desde $30 000 millones hasta los $50 000 millones en los países del continente americano, según dijo Mauricio Claver-Carone a la agencia Reuters, y agregó que la infraestructura, la energía y el transporte podrían ser las primeras áreas potenciales de enfoque.

Claver-Carone es uno de los principales asesores latinoamericanos de Trump y candidato a la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuyas elecciones serán en septiembre próximo, para lo que tendría el apoyo de quince países de la región, incluido Ecuador.

Según el último informe de la Oficina de Análisis Económico del Departamento de Comercio de los Estados Unidos, hay unas 35 000 grandes empresas (cada una con activos por $25 millones o más) de capitales estadounidenses operando en otros países del mundo. En total, emplean a 14,3 millones de personas.

Más de 17 800 están en Europa. En América Latina y el Caribe hay unas 5900, un poco menos que en Asia, donde hay unas 6500, de las cuales 1700 están en China.

Sin embargo, ¿qué tan factible es que algún porcentaje de estás inversiones llegue a Ecuador?

A criterio de Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, el país no estaría preparado para recibirlas y serían mayormente aprovechadas por otros países con mejores ambientes y condiciones que interesen a los inversionistas como Colombia, Perú o Chile. Aunque añade que primero hay que ver si la iniciativa de Estados Unidos se concreta.

En 2019 Ecuador atrajo solo $966 millones de inversión extranjera, mientras que Perú y Colombia captaron $5512 millones $14 493 millones, respectivamente.

Acosta ve un problema de incentivos en el país, al señalar que se premia el consumo y se castiga a la inversión a través de un esquema tributario que está alejado del resto de sistemas de la región lo que hace que producir en el Ecuador sea costoso.

ndica que la carga corporativa en Ecuador alcanza el 42,6 % que supera el promedio regional de 31,6 %. En esta carga corporativa se incluyen el impuesto a la renta, el impuesto a los dividendos personales y la participación de trabajadores. Hay otros desincentivos como el impuesto a la salida de divisas (ISD), que según el experto, bloquea el libre flujo de los capitales y hace que estos prefieran quedarse en el exterior.

Related Articles