Home Comunidad Alcaldesa y directivos de gremios productivos impulsan plan económico para Guayaquil

Alcaldesa y directivos de gremios productivos impulsan plan económico para Guayaquil

by Kelvin Jarama

La mesa económica de Guayaquil, adscrita al Comité de Operaciones de Emergencia de Guayaquil (COE cantonal), definió ocho propuestas en pro de la reactivación económica de la ciudad, que registra pérdidas desde hace cinco meses debido a la pandemia del COVID-19.

De manos de directivos de diferentes gremios productivos, que son integrantes de esta instancia, la alcaldesa Cynthia Viteri recibió este martes los planteamientos, en los que constaban la concesión de una pausa en el pago de tasas e impuestos municipales, más tiempo para la atención al público, incluso el aumento del aforo para establecimientos.

Según cifras oficiales, entre marzo y mayo pasados, las ventas totales de las empresas domiciliadas en Guayaquil registraron una caída del 30 % en comparación con ese periodo del 2019, lo que equivaldría a $3670 millones menos.

A nivel nacional, el Servicio de Rentas Internas (SRI) registró que entre marzo y junio las ventas totales (locales más las exportaciones) cayeron en $19865 millones, el 31 % respecto al mismo periodo del 2019. La cifra equivale a $187 millones diarios en pérdidas.

La alcaldesa Viteri indicó que estaba presta a aprobar una pausa en el pago de tasas y tributos para incentivar a las empresas locales. No obstante, no hubo certezas respecto a la vigencia de esta salvedad.

Caterina Costa, presidenta del Comité Empresarial Ecuatoriano, dijo que estos rubros podrían representar el 8 % del presupuesto del cabildo, por lo que la autoridad estaba en la libertad de decidir el tiempo del beneficio, considerando que también está afectada por los retrasos del Gobierno en la asignación presupuestaria.

Al mes pasado, la deuda para Guayaquil por rentas impagas y por la devolución del impuesto al valor agregado (IVA) superaba los $100 millones.

“Hemos pedido a nivel nacional, pero no hemos tenido mayores resultados, esto lo de la pausa, cortos periodos de gracia o diferimientos hay que analizar qué se puede dar, hemos hablado de la tasa de turismo, que es el sector más golpeado”, expuso Costa.

Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, planteó el aumento del horario de atención para “las tiendas de barrio” en pro de una dinámica económica más efectiva. Aseguró que estas deben cerrar a las 22:00 cuando podrían hacerlo una hora después, en cuanto se inicie el toque de queda.

La ciudad de Guayaquil se mantiene desde el 20 de mayo en semáforo sanitario color amarillo. La restricción de movilidad es de 23:00 a 05:00.

Los planteamientos del gremio empresarial guayaquileño no solo pasan por la aprobación del COE local o del COE nacional, sino que la concreción de ciertos temas demanda la aprobación de la Asamblea.

La alcaldesa Viteri, quien ya tuvo un encuentro la semana pasada con delegados gremiales, remarcó que el bloque socialcristiano estaba presto a realizar las gestiones en el pleno del Legislativo.

Arosemena planteó la necesidad de un ajuste en el aforo de los establecimientos, para que en Guayaquil este pase del 50 % al 75%. Sugirió relajar la restricción de movilidad según las placas pares e impares.

La alcaldesa Viteri remarcó los planes para que sectores de la ciudad sean turísticos, por ende comerciales, las 24 horas. Dijo que ahora los comercios de la avenida 9 de Octubre pueden colocar sillas, mesas y parasoles en las veredas.

Indicó que el Municipio no cesará en los controles para que se cumplan las normas sanitarias de prevención de contagios de COVID-19.

Virgilio Gonzenbach, vicepresidente de la Cámara de la Construcción de Guayaquil, demandó de la apertura de ofertas de viviendas de menos de $30 000 como medida de reactivación en este ámbito productivo.

“Estamos viendo qué tipo de regulaciones podíamos tener para obtener un costo de suelo más bajo, lo estamos revisando con la empresa pública de vivienda”, manifestó.

Sostuvo que si menor era “el costo de la base, más grande sería la vivienda” y aseguró que ello repercutiría en ofertas atractivas que generarían muchas fuentes de trabajo.

Related Articles