Home Deportes Los cinco motivos que acabaron con la relación Lionel Messi-FC Barcelona

Los cinco motivos que acabaron con la relación Lionel Messi-FC Barcelona

by editor

La noticia que todos temíamos y que jamás hubiéramos querido leer ni oír. A lo largo de estos más de 20 años de binomio Lionel Messi-FC Barcelona la sensación respecto a Leo es que cada vez se ha ido haciendo más al club y a la ciudad.
Asentado, feliz, con una familia cada vez más numerosa y contenta con su vida en la urbe catalana, todos los ingredientes eran los adecuados para que nunca se rompiera esa relación que todo encaminaba hacia un futuro más allá de su etapa como jugador, publica diario Sport de Cataluña.

  1. Nunca ha tenido feeling con esta directiva
    A pesar de que ha trascendido una relación de cordialidad, lo cierto es que Leo Messi nunca ha llegado a tener ‘feeling’ con la directiva de Bartomeu. Ha firmado varias renovaciones, sí. Y ha posado para la foto. Pero nunca ha compartido la forma de obrar ni de llevar el club desde que el actual máximo mandatario azulgrana se hizo cargo de la entidad allá por 2015. Lo cierto es que el de Rosario ha seguido estas últimas temporadas por amor al club, pero consideraba que tras el bochorno en Munich era el momento de un cambio radical. Y este no se ha producido.
    El astro argentino siempre ha tenido muy buena relación con los entrenadores (y han sido unos cuantos) con los que ha coincidido desde que debutó allá por 2004. Rijkaard, Guardiola, Tata Martino, Tito, Luis Enrique (a pesar de algún desencuentro) y Valverde. Con el ‘Txingurri’ había buena sintonía y que el club decidiera prescindir de él fue un mazazo. También las formas. A ello hay que añadirle la inexplicable decisión de contratar a Quique Setién, al que ha desacreditado públicamente en varias ocasiones.
    Hace años que Leo presencia impertérrita cómo la gestión del área deportiva en el club es una auténtica calamidad. Temporada tras temporada la planificación ha sido desastrosa, los fichajes totalmente desacertados y el dinero que dejó la salida de Neymar no se podría haber invertido peor. Con Éric Abidal su relación no ha sido fluida y la sensación es que se ha ido destrozando al club y restándole competitividad en cada ventana de fichajes.
    Si Leo hacía ya un buen puñado de tiempo que dudaba y estaba confuso sobre si seguir o cambiar de aires para poder seguir ganando cosas a sus 33 años, los últimos hechos han precipitado su decisión. La derrota en Lisboa frente al Bayern fue un golpe terrible, tanto para su orgullo como para su estado de ánimo de cara a esa decisión tan trascendental. Eso, junto con las palabras de Bartomeu y las formas que se han llevado a cabo para comunicar a Luis Suárez que no se cuenta con él lo han precipitado todo. Suárez es su principal apoyo en el vestuario y uno de sus mejores amigos y Leo considera que merecía mucho más respeto por su trayectoria.
    Ya tenía la decisión muy madurada, pero lo cierto es que esperó a que el nuevo entrenador Ronald Koeman se reuniera con él para escuchar su propuesta de cara a esta nueva temporada. No le convenció nada lo que le propuso el técnico holandés y considera que, a su edad, si quiere continuar ganando títulos y mantenerse en la cima del fútbol el Barça no es la mejor opción. Los fichajes y los movimientos no le convencen y no ve que Ronald pueda liderar un proyecto que aspire a todo. (D)

Related Articles