Home Comunidad Los problemas sociales y económicos pueden agudizarse por anomalías climáticas en Ecuador

Los problemas sociales y económicos pueden agudizarse por anomalías climáticas en Ecuador

by editor

Los casos de personas con afecciones respiratorias, debido a las bajas temperaturas de los últimos meses, se han incrementado levemente en el hospital Luis Vernaza de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, según el neumólogo Enrique Jaramillo de este centro hospitalario.

Las medidas de seguridad impuestas por la pandemia como el uso de mascarilla, lavado de manos y el distanciamiento social han ayudado a que los casos de gripe no aumenten drásticamente, asegura el especialista.

Los cambios de temperatura, especialmente del calor al frío como ocurre en la ciudad, causan alteraciones dentro de la mucosa de las vías respiratorias. Esto provoca que los virus lleguen al ser humano y se desarrollen con mayor facilidad.

Cuando te infectas de uno de estos virus es como que abres una puerta para que detrás de ellos vengan las bacterias. Más si a esto se le asocia una morbilidad asociada (otros padecimientos). Si se tiene asma, una enfermedad cardiaca, cáncer, VIH, estas gripes deterioran las defensas y hacen que la persona sea presa fácil de una infección más severa que puede llevar a la muerte”, indica Jaramillo.

Por eso, aconseja vacunarse todos los años contra la influenza. “Uno tiene como que asociado que en esta época (en la Costa) puedes enfermar de gripe y te cubres, cierras las ventanas, tomas bebidas calientes en la noche y si ya te dio, empiezas a tomar paracetamol. Todo eso está bien, para eso son los antigripales, pero cuando la persona ve que luego de dos o tres días continúa con los síntomas, es el momento de acudir al médico”, señala el especialista.

Además, acota Jaramillo, las nevadas que se dieron la semana pasada en la región Interandina pueden conllevar también al aumento de las enfermedades respiratorias, traumas porque te puedes caer al estar la superficie más resbalosa de lo normal, alteraciones articulares, entre otras patologías.

El aumento inusual de la temperatura también deja su impacto, dice Mercy Borbor, investigadora de la Escuela Superior Politécnica del Litoral. Puede aumentar “la mortalidad de las personas que tienen precondición de enfermedades cardiovasculares o respiratorias agudas”.

Adicionalmente, ya existen evidencias de que el aumento de las temperaturas mínimas, especialmente durante la noche, está relacionado con el incremento de enfermedades vectoriales como el dengue, chikungunya y zika, añade Borbor.

La Espol, a través del Centro Internacional del Pacífico para la Reducción de Riesgos de Desastres, ha trabajado en temas de resiliencia climática en Durán, Santa Elena, Guayaquil, entre otras ciudades, para identificar sus vulnerabilidades a inundaciones, islas de calor (detectadas al comparar la temperatura de las zonas urbanas con las rurales), deslizamientos y erosión costera para establecer las respuestas.

Danilo Arévalo, biólogo y especialista en cambio climático, también concuerda en la cadena de efectos que puede tener la variabilidad del clima. “Deberíamos tomarnos esto muy en serio. Vivimos en la década de los noventa un fenómeno de El Niño que fue el golpe de gracia. Veníamos de una sucesión de eventos, una guerra no declarada con Perú, una caída del precio del petróleo, Gobiernos que desfalcaron al país. La naturaleza no está observando si estás en crisis o no, simplemente cae con todo el peso”, asegura. 

Related Articles