Home Comunidad Plan piloto para La Construcción, hoy tienen cuatro estrategias para resurgir.

Plan piloto para La Construcción, hoy tienen cuatro estrategias para resurgir.

by editor

Con el paso del semáforo rojo al amarillo, se inició el proceso de normalización de las obras de construcción en Quito. Sin embargo, el sector continúa muy preocupado por las ventas que, durante todo el tiempo de pandemia, se han reducido en un 60%.

Esta caída en los ingresos y las transacciones ha provocado que se pierdan 40.000 puestos de trabajo, si se comparan las cifras de septiembre 2019 con 2020.

Dos factores son los principales determinantes de la reducción significativa del mercado de compra de viviendas en el país. Por un lado, la capacidad adquisitiva del 65% de los hogares ha caído; y por el otro, muchos ecuatorianos se han quedado sin empleo.

Joan Proaño, vocero de Constructores Positivos, explicó que, a pesar de la difícil situación, hay motivos de optimismo, sobre todo en el hecho de que, en el segmento de la población que mantiene sus fuentes de ingreso, se ha visto un creciente interés en poner a la compra de una casa propia como una prioridad.

Tanto para aprovechar ese interés como para aumentar la demanda en todo el país, el sector de la construcción está trabajando en varias estrategias.

En primer lugar, el objetivo es que la cuota del crédito hipotecario se puede igualar, lo más posible, con la cuota promedio de arriendo. Para eso se necesita que baje sustancialmente el costo del financiamiento.

Con los créditos subsidiados desde el Estado, que se entregan a través de algunos bancos privados, a una tasa del 4,99%, se ha logrado que, por ejemplo, la cuota de una casa de $40.000 sea de $245 mensuales; y que de una vivienda de $80.000 llegue a $490.

Otro punto importante en la reducción de costos es la simplificación de trámites. Según Proaño, la carga burocrática es demasiado alta y, en muchos casos, por ejemplo, los permisos de construcción pueden demorar semanas y meses. El problema de esas demoras es que, mientras se cumplen todos los requisitos, solo se puede contratar al 17% de los trabajadores (ingenieros, arquitectos, planificadores); y queda fuera el 83% restante, que es la mano de obra no calificada o titulada.

En este sentido, Proaño explicó que es indispensable que esas condiciones se repliquen en todo el sistema financiero porque, fuera del mercado subsidiado, la tasa de interés es de 10% o más.

“Hemos tenido algunas reuniones con la banca, pero lastimosamente siempre nos han dicho que no hay cómo. Pero nosotros insistimos en que no es el momento del ‘no hay cómo’ sino de buscar alternativas”, aseveró.

Otro punto importante en la reducción de costos es la simplificación de trámites. Según Proaño, la carga burocrática es demasiado alta y, en muchos casos, por ejemplo, los permisos de construcción pueden demorar semanas y meses. El problema de esas demoras es que, mientras se cumplen todos los requisitos, solo se puede contratar al 17% de los trabajadores (ingenieros, arquitectos, planificadores); y queda fuera el 83% restante, que es la mano de obra no calificada o titulada.

Related Articles