Home Comunidad Plan piloto de retorno a clases presenciales en tres colegios de Quito.

Plan piloto de retorno a clases presenciales en tres colegios de Quito.

by editor

El plan piloto de retorno progresivo a clases presenciales se aplicará en los colegios Pachamama de Cumbayá y el SEK Internacional de Quito y Los valles de Guayaquil.

Los miembros del COE resolvieron autorizar las solicitudes presentadas por las instituciones educativas particulares. Los padres y madres de familia y representantes de estas instituciones decidirán -de forma voluntaria- el retorno presencial o no de los estudiantes.

Además, las mesas técnicas nacionales de Educación y Salud se encargarán de realizar un monitoreo quincenal del pilotaje y de informar de su implementación al COE Nacional sobre sus resultados.

La ministra de Educación, Monserrat Creamer, señaló que los planes piloto se presentarían este miércoles 16 de septiembre del 2020 en el COE de Pichincha, luego de una semana de que la titular del ramo presentara el Plan de Continuidad Educativa en el nacional De la resolución emitida -dijo la ministra Creamer- dependerá la implementación de los planes.

En en el caso de Guayaquil, este ente no dio paso a la aplicación del plan piloto de otra institución que recibió aprobación de la autoridad nacional, por lo que la propuesta no se ha aplicado y las clases continúan desarrollándose de forma 100% virtual.

El pasado 20 de agosto, la alcaldesa del Puerto Principal, Cynthia Viteri, dijo que en esa ciudad no se volverá a las aulas y se finalizará el ciclo escolar 2020-2021 bajo la modalidad ‘online’. También advirtió que se clausuraría a centros educativos que intenten abrir sus puertas.

Hoy, relaizan los detalles finales, a la espera de disposiciones y de la luz verde de todas las instancias pertinentes, señaló Dominik Gorris, director administrativo. El retorno, dijo el representante del plantel, se realizará de forma paulatina. Su plan piloto propone iniciar con los alumnos más grandes, de bachillerato, para evaluar el funcionamiento de la modalidad presencial e ir ampliando, de ser posible, hacia los niveles más bajos.

El director Gorris explicó que ninguno de los grupos excedería el 50% de la capacidad de los espacios. El número de chicos dependerá de cuántas familias acepten enviar a los estudiantes a clases presenciales. Así, mientras un grupo de alumnos acude al plantel, otro recibirá clases desde casa.

Related Articles