Home Internacionales El racismo está frenando la economía de Estados Unidos

El racismo está frenando la economía de Estados Unidos

by editor

El fracaso de Estados Unidos para hacer frente a las grandes brechas entre las comunidades negras y blancas le costó a la economía hasta $ 16 billones en los últimos 20 años, según un análisis publicado por Citigroup esta semana.

Este reporte llega en momentos en que las protestas se apoderaron de las principales ciudades de Estados Unidos el miércoles en medio de la indignación por la noticia de que ninguno de los tres agentes involucrados en la muerte de Breonna Taylor fueron acusados de su asesinato.  

El informe, que se centra en las desigualdades que existen en los salarios, la educación, la vivienda y la inversión. «La doble crisis económica y de salud resultante del coronavirus deja al descubierto las tensiones raciales y las desigualdades que han asolado a Estados Unidos durante siglos», dice el informe de Citi.

El impacto económico de la pandemia combinado con «repetidos incidentes de brutalidad policial que involucran a negros estadounidenses ha demostrado ser demasiado grande para ignorarlo», escribieron los economistas.

«El resultado no solo precipitó protestas en las calles, sino también una reevaluación general del alma misma de la nación», dice el informe.

Los hallazgos del informe de Citi dejan en claro que, aunque Estados Unidos ha avanzado mucho en abordar la desigualdad, todavía existen enormes brechas en la actualidad:

Las familias blancas tienen ocho veces más riqueza que los hogares negros.

La tasa de propiedad de vivienda entre los blancos en Estados Unidos es casi el 80%, en comparación con 47% para los negros.

Los negros tienen cinco veces más probabilidades de ser encarcelados que los blancos y constituyen el 33% de la población penitenciaria del país. Esto a pesar de que solo representan el 12% de la población total.

Los niveles de ingresos alcanzan su punto máximo para los hombres negros antes y en una cifra más baja (de 45 a 49 años de edad, US$ 43.849) que para los hombres blancos (50-54 años, US$ 66.250).

La riqueza total de los multimillonarios estadounidenses (US$ 3,5 billones) equivale a tres cuartas partes de toda la riqueza negra (US$ 4,6 billones).

«Las desigualdades sociales se han manifestado en costos económicos, que han perjudicado a individuos, familias, comunidades y, en última instancia, al crecimiento y bienestar de la economía estadounidense», indica el informe de Citi.

De hecho, algunas métricas clave sugieren que la división entre los estadounidenses negros y blancos ha empeorado.

El informe señala el impacto de largo alcance de las prácticas de vivienda discriminatorias.

«Cincuenta años de barreras a la propiedad de viviendas por parte de los negros significan que las familias negras se han perdido los beneficios de la apreciación del precio de las viviendas, un ingrediente clave para la acumulación de riqueza», explica el informe de Citi. Y la brecha en la vivienda también juega un papel en la educación desigual.

Los economistas de Citi señalaron que existe una «fuerte correlación entre las viviendas de alto valor y la calidad de la educación». Esto sucede porque los distritos escolares se financian en gran medida a través de los impuestos a la propiedad. «Si los vecindarios están segregados, también lo están las escuelas», apunta el informe.

El informe de Citi establece un plan de cómo el Gobierno, así como Corporate America, pueden ayudar a abordar la desigualdad de una manera significativa.

El cierre de las desigualdades en salarios, educación, vivienda e inversión en la actualidad podría impulsar el PBI de Estados Unidos en US$ 5 billones durante los próximos cinco años, según el informe. Pero no será fácil.

Una muestra de las sugerencias de políticas incluye:

Aumentos del salario mínimo. Actualmente, el 38% de los trabajadores negros trabaja por el salario mínimo a pesar de que solo representan el 11% de la fuerza laboral.

Reformar el código tributario de manera que recaude los ingresos de forma más progresiva y gastar el dinero para abordar la brecha salarial.

Prohibir a los empleadores preguntar sobre el historial salarial para detener la discriminación salarial previa.

Continuar financiando las disposiciones fiscales que han «demostrado reducir la pobreza», como el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo y Crédito Tributario por Hijos.

Ampliar los incentivos fiscales que fomenten viviendas para personas de bajos ingresos en áreas prósperas.

Fomentar el desarrollo residencial y comercial en comunidades pobres y minoritarias.

El informe de Citi también instó a las empresas a implementar políticas que aborden las brechas raciales que existen en la contratación, despido y retención de trabajadores.

«Salir de una historia de segregación arraigada y una política activa de discriminación hacia una era de equidad genuina requerirá una reforma concienzuda a nivel individual, corporativo y gubernamental», dijeron los economistas de Citi.

Fuente: CNN En español.

Related Articles