Home Uncategorized Una de las formas más comunes de suicidio es lanzarse al río Guayas.

Una de las formas más comunes de suicidio es lanzarse al río Guayas.

by editor

El coronel William Calle, jefe de Policía del Distrito Durán, revela que semanalmente tienen unos cinco intentos de suicidios en el puente que une a Durán con La Puntilla (Samborondón).

Una mujer de 52 años, se lanzó desde lo alto del complejo de puentes de la Unidad Nacional la semana anterior. Pasaba por un cuadro de depresión y quería quitarse la vida, porque fue alejada del nieto que crio durante años y su hijo está preso.

Por fortuna para ella, en el momento en que se lanzó pasaba una lancha por el río y unos hombres la rescataron antes de que se hundiera.

El caso de esta mujer no es aislado, por ejemplo, cuenta el caso de un menor que estaba deprimido por problemas con su familia y que publicó en Facebook que se iba a suicidar. El joven fue rescatado, pero minutos después regresó al puente para intentar lanzarse.

Es una situación para la que los policías no han sido capacitados, dice el coronel Calle, quien planifica para esta semana un simulacro. “Vamos a anclar a alguien como si se fuera a lanzar y un policía tiene que ir a negociar. Vamos a llevar a los psicólogos para ver cómo deben hacerlo”, explicó el jefe del sector, quien sostiene que cuando se reportan estas novedades normalmente el primero en llegar es el policía que está más cerca.

En la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) durante el 2020 se registraron hasta la semana pasada 107 suicidios. Guayas está en cuarto lugar seguida de Pichincha, Tungurahua y Azuay.

Psiquiatras como Julieta Sagnay, quien trabaja con el Municipio de Guayaquil, ve con preocupación esta situación y explica que primero hay que cambiar la mentalidad y ese estigma que hay al acudir donde un profesional. Según cifras de la Policía, 890 personas se han suicidado en lo que va del año en Ecuador. Pese a la cifra, no hay estudios más detallados.

A ella le preocupa que en los últimos años ha visto estos casos en adolescentes y que muchos allegados piensan que es por llamar la atención cuando, según la profesional, en realidad sí requieren tratamiento.

Sagnay explica que la psicología es una forma de hacer contención, porque tras superada la crisis (intento de suicidio) hay que quitar el tratamiento y hay que darle al paciente estrategias psicoterapéuticas para vivir.

Sara Torres, jefa de hospitalización del Instituto de Neurociencias, está de acuerdo y revela que esta resistencia existe sobre todo en la Costa. Ella explica que en lo que va de septiembre ya han sido internadas once personas por intentos de suicidios y explica que desde el 2015 hubo un incremento de casos.

Dice que los detonantes son rupturas de pareja, despidos, problemas familiares, de consumo y falta de adaptabilidad al encierro obligatorio por la pandemia del COVID-19. 

Related Articles