Home Política Enrique Santos, sobre la suspensión del Concurso de Méritos y Oposición en la UG: “No hay necesidad de realizar concursos en este momento”

Enrique Santos, sobre la suspensión del Concurso de Méritos y Oposición en la UG: “No hay necesidad de realizar concursos en este momento”

by editor

El expresidente del Consejo de Educación Superior, Dr. Enrique Santos, aclaró en una entrevista otorgada para el programa Los Especialistas del portal digital www.ecuadorendirecto.com que el Dr. Roberto Passailaigue Baquerizo no es Rector de la Universidad de Guayaquil. “De acuerdo a la Ley Orgánica de Educación Superior, los rectores son electos o son designados por la Comunidad Universitaria conforme a sus estatutos. El Dr. Passailaigue es el presidente de la Comisión Interventora que conformó el CES y, en la medida en la que se suspendió a las autoridades, cumple las funciones de Rector. Él no es el rector porque no ha sido designado por la Universidad”, alegó. 

Además comentó sobre la suspensión del concurso de méritos y oposición para docentes de la Universidad de Guayaquil. “Tengo la certeza de que no hay necesidad de realizar concursos en este momento. No tengo la cifra exacta, pero son cientos de profesores que fueron despedidos, cuyos contratos no fueron renovados por la Comisión de Intervención a partir de la pandemia y de las medidas que tomó el CES para que se disminuya la cantidad de docentes en las instituciones y se aumente el número de horas de clase”, aseveró.

“Me parece extraño y no encuentro aún una explicación del porqué, luego de haber eliminado a varios de centenares de docentes contratados, hay un documento que dice que los concursos se hacen para poder cumplir con los criterios de acreditación. Sin embargo, la Universidad de Guayaquil ya está acreditada”, dijo Santos. “También me preocupa que hay otras universidades que si tienen necesidad de docentes y que no requieren mil, ni doscientos. Lo que necesitan son veinte o treinta y el Ministerio de Finanzas no ha emitido esas partidas”, indicó. Frente a la posibilidad de extender la intervención en la UG, Santos manifestó: “Existe la posibilidad legal de extender la intervención por otro dos años; sin embargo, esa prórroga de intervención debe tener un conjunto de informes que lamentablemente no se siguieron”.

Sobre los hechos que se tomaron la Universidad de Guayaquil, en donde existieron actos de violencia, señaló: “Incluso yo estuve a favor de la intervención porque se buscaba regularizar la situación. No obstante, desde que llegó el Dr. Passailaigue dijo que iba a “descorreizar” la universidad. Entonces estaba claro que la consigna era quedarse por más tiempo. Me parece un chantaje decir “Si no hacen lo que yo quiero, entonces sigo interviniendo”; creo que debe haber más seriedad y quien manda en el CES es el Pleno, no el Dr. Passailaigue”.

Santos asegura que el interventor violó los derechos de los docentes contratados que fueron despedidos. “Se dice que los profesores que se despidieron eran justamente los que no estaban satisfechos con la administración del Dr. Passailaigue. De ser cierto, habría sido un proceso de deshacerse de quienes eran docentes molestosos para la intervención y quedarse únicamente con quienes vitoreaban la intervención”, expresó.

“Lo que no logro entender es como, en una situación en la que no se paga a los profesores, pueden crear 317 partidas por parte del Ministerio de Finanzas y en muchos de esos concursos, no se está llamando a docentes de tiempo completo; se están llamando a profesores de tiempo parcial. Por eso tengo la leve sospecha de que hay un apresuramiento para que se den las convocatorias al concurso antes de las elecciones y antes de la salida de la intervención. Entonces, es posible que estos 317 cargos que se están llamando están pensados, lamentablemente, como 317 votos y no como 180 docentes que si se necesitan, afirmó.

“Cuando existen casos en los que no se le reciben papeles a los docentes o se los descalifica por un punto, es evidente que, así no se lleve a cabo el concurso, vamos a tener miles de acciones de protección de docentes que, al no haber sido aceptados, iban a denunciar. Un concurso de este tipo, está estipulado en un máximo de 90 días, pero no días calendario porque se sabe que dentro del concurso existen periodos de apelaciones e impugnaciones. El que se ha elaborado es un cronograma muy apretado, que ni siquiera una universidad pequeña lo ha planteado. Lo que está claro era que la consigna era tener ganadores el 8 de enero para que puedan votar en las elecciones a rector”, mencionó el expresidente del Consejo de Educación Superior.

“Esto no afecta los derechos de los 317 que van a ganar el concurso, afecta a los derechos de miles de profesores que están viendo desde ya truncada su posibilidad de continuar en el concurso. Si el pleno del CES resuelve prorrogar esta intervención más allá de la fecha establecida y modificar el estatuto para que las elecciones no se hagan, estaría claro que este es un proceso políticamente intencionado dirigido por un señor que está en la nómina del CES que está tomando decisiones antes de que sus jefes decidan lo que hay que hacer”, puntualizó Santos. “Si se intenta alargar la intervención, no sabría cuál sería el motivo”, comentó Santos sobre los motivos que puedan existir para que se suspendan las elecciones.

Según el expresidente del Consejo de Educación Superior, la Universidad de Guayaquil había crecido entre los años 2013-2018, en cuanto a publicaciones e investigaciones y aparecía en rankings internacionales gracias a la tarea desempeñada en años anteriores. “Bajo la intervención, cae el número de investigaciones y publicaciones porque se redujo la planta de docentes y se quitó horas para la investigación. El señor interventor cree que esta es una universidad particular que sirve solo para dar clases. Esta tiene que ser una universidad que investigue”, aseguró.

Related Articles