Home Espectáculo Anya Taylor-Joy, la camaleónica actriz de raíces argentinas que está conquistando la industria del cine

Anya Taylor-Joy, la camaleónica actriz de raíces argentinas que está conquistando la industria del cine

by editor

Sus grandes e intensos ojos son una especie de imán, su rostro pareciera que traslada a otra época, el contorno de los labios es casi perfecto que se asimila a un corazón. Es su naturaleza interpretando personajes lo que ha convencido a la industria del cine de que se trata de una joven promesa. Es Anya Taylor-Joy, la camaleónica actriz que reemplazó sus cabellos dorados por una peluca pelirroja para dar vida a Beth en la serie de Netflix Gambito de dama.

Es la menor de seis hermanos, su marcado acento deja al descubierto sus raíces latinas. “Vengo de muchos lugares diferentes, pero creo que mi caridad y mi actitud a la vida es de Argentina y agradezco mucho esa parte de mi historia. Me siento muy orgullosa venir de Argentina”, dijo en una entrevista de Netflix la actriz que nació en Miami, creció en Argentina y desde los 6 años vivió en Londres. Su madre es de ascendencia inglesa-española y su padre de origen argentino-escocés; ella se identifica como argentina-inglesa.

Sus inicios en el arte fueron como balletista, desde los 16 años entró al mundo del modelaje, tras ser descubierta por un reconocido agente de Storm Model Management mientras Taylor-Joy caminaba afuera de la tienda Harrods, en Londres. Actualmente todavía protagoniza comerciales de perfumes.

Recitar un poema a un actor en una de las campañas de moda fue su clave para convencerse de que la interpretación era su destino. Fue así como, tras varios castings, en el 2014 se estrenó en la pantalla chica con un papel secundario en la serie Vampires Academy.

Un año después debutó en la película de terror The Witch, dirigida por Robert Eggers, en la que personificó a una joven que empieza a ser perseguida por su familia, quienes le atribuyen actos de brujería.

En el 2016 año actuó en Morgan, una película sobre inteligencia artificial en la que interpreta a una humana híbrida. Ese mismo año apareció en Barry, donde dio vida a una de las mejores amigas de Obama.

En el 2017 dio su puntazo con Hollywood con su protagónico en el thriller psicológico Split, de M. Night Shyamalan (El sexto sentido), donde daba vida a Casey Cooke, una joven secuestrada por un psicópata con 23 personalidades. Este papel lo repitió en el 2019 en Glass.

Los videos musicales también han sido testigo de su trabajo, es la protagonista en Red Lips, de Skrillex, y de Dinner & Diatribes, de Hozier.

La versatilidad ha sido su punto a favor al momento de dar vida a un nuevo papel, en menos de cinco años ha interpretado a 22 personajes, algo que incluso la hizo dudar por un instante de su camino actoral. “Un día me levanté y me di cuenta de que no tenía ni idea de quién era, de lo que me gustaba o de lo que quería”, confesó en una entrevista para la revista española Telva.

Sin embargo, su esfuerzo le valió una nominación a los premios Bafta a la estrella emergente del año 2017.

El año pasado filmó dos películas y una serie, con tan solo un día de descanso entre ellas: Last Night in SoHo, The Queen’s Gambit y Emma, en la que interpreta al irresistible personaje de la escritora Jane Austen.

Entre sus hobbies está el comer empanadas argentinas, el cine y la lectura. De hecho, -en vista que el guion de la serie de Netflix aún no estaba listo- leyó el libro The Queen’s Gambit, del novelista Walter Tevis, en una hora y media.

En una entrevista para plataforma de streamingconfesó que con Beth aprendió a cuidarse y alimentarse mejor; y a asegurarse que duerme. “Estoy muy orgullosa de esta actuación y eso no es algo que diga normalmente. Siento que Beth y yo realizamos un gran viaje y me siento muy bien por el trabajo que hice en este proyecto”, dijo.

El papel le exigió prepararse en el campo del ajedrez. “en verdad me enamoré del juego”, afirma. “Tuve enfrentamientos de ajedrez muy intensos antes de las secuencias. Esa es la forma que me gusta trabajar, creo que eso lo mantiene más fresco y lo hace parecer más espontáneo. Eso está bien. Y cuando estás aprendiendo 15 jugadas en un espacio de 10 minutos, justo antes, definitivamente se acelera tu capacidad y me encanta”, agregó.

Según La Vanguardia, su próximo proyecto actoral sería en Mad Max: Fury Road, donde daría vida al personaje de ciencia ficción Imperator Furiosa.

.

.

Cortesía del diario El Universo

Related Articles