Home Política La importancia del sistema judicial libre de injerencia es un tema que dialogan los aspirantes a jueces de la Corte Nacional

La importancia del sistema judicial libre de injerencia es un tema que dialogan los aspirantes a jueces de la Corte Nacional

by editor

Quiénes son como profesionales, cuál es su criterio sobre la administración de justicia ecuatoriana y qué esperan al haber postulado y posteriormente pertenecer a la Corte Nacional de Justicia (CNJ) son los tres aspectos a los que respondieron ayer los once aspirantes a jueces de la CNJ, quienes intervinieron cada uno en una audiencia pública de quince minutos ante autoridades y representantes de organizaciones sociales.

Las audiencias públicas, las cuales según el Reglamento del Proceso no son calificadas, son parte de las acciones finales dentro del concurso público de selección y designación de jueces nacionales para llenar una de las 16 vacantes existentes en la Corte Nacional. El concurso lo lleva adelante el Consejo de la Judicatura (CJ), instancia que ha anunciado que la lista final con los ganadores estará el 6 de febrero próximo.

Cada uno de los postulantes recordó no solo su formación académica, sino su experiencia profesional en el área pública y privada que les hacía a casi todos hablar de la importancia de tener un sistema judicial libre de injerencias, de una justicia que genere confianza y seguridad jurídica. Concuerdan en que la justicia ha avanzado en muchos campos, pero aún hay mucho por hacer.

Para Milton Velásquez, aspirante a la Sala de lo Administrativo y quien es el segundo mejor puntuado de los once concursantes, también es necesario tener «jurisdicentes» (jueces) que sean honestos y aparenten honestidad, y que rindan cuentas por sus acciones y omisiones». Por ello su oferta a la ciudadanía fue poner al servicio de la Función Judicial su experiencia, aprendizaje, aptitudes, valores y sobre todo su entrega para aportar con el mejoramiento del sistema judicial.

Diez de los postulantes realizaron su exposición de manera presencial en el piso 11 del Complejo Judicial Norte, en Quito, y solo uno, Fabián Racines, quien busca ocupar una de las vacantes en la Sala de lo Administrativo, intervino vía Zoom, debido a que se encontraba guardando una cuarentena por haber dado positivo para COVID-19.

Racines, actual juez del Tribunal Distrital de lo Contencioso Administrativo de Quito, refirió en su exposición que los fallos de un juez únicamente deben obedecer a la Constitución, a la Ley y a su conciencia. Dijo que con sus actuaciones buscará fortalecer la administración de justicia y coadyuvar a la mejora de la imagen del juez, «muchas veces injustamente venida a menos».

El postulante a la Sala Penal y Afines Luis Rojas no solo aseguró que la justicia es el más alto y preciado valor que tienen los hombres dentro de la sociedad, sino que además explica que los jueces se legitiman a través de justas y motivadas resoluciones.

Por su parte, Enma Tapia, aspirante a la Sala de lo Laboral, espera de la Corte Nacional y de la Sala a la que postula el tener sentencias uniformes, claras, el poder «por fin» formar jurisprudencia, poder sacar resoluciones que guíen a los jueces de primer nivel que muchas veces no saben cómo actuar y también a las cortes provinciales.

Superada esta etapa, se iniciará la Fase de Impugnación Ciudadana y Control Social con la presentación de las impugnaciones, entre el 20 y el 22 de enero próximos, y las audiencias, entre el 1 y 2 de febrero siguiente, en las que participarán el o los impugnantes y el impugnado. 

Cortesía: El Universo

Related Articles