Home Salud El experimento de crear una burbuja de inmunidad contra el COVID-19 en un estudio de TV: las pruebas fallaron, las mascarillas no

El experimento de crear una burbuja de inmunidad contra el COVID-19 en un estudio de TV: las pruebas fallaron, las mascarillas no

by Kelvin Jarama

El pasado 12 de febrero, el ingeniero, empresario y médico griego Peter Diamandis publicó en sus redes sociales y en su sitio web el resultado de su empeño en realizar la conferencia anual Abundancia 360 en un ambiente controlado y con un número reducido de invitados y de personal de producción.

El autor de dos bestsellers de la lista del New York Times sobre crecimiento económico y riqueza, y fundador de la empresa de turismo espacial Space Adventures (una de sus pasiones), confesó que a pesar de un total de 452 pruebas (PCR y test rápido de antígenos), cuatro médicos en el set, un grupo reducido de participantes (49 personas, incluyendo los expositores) y 35 personas del área de producción, un total de 24 personas dieron positivo para coronavirus en pocos días, incluyéndolo a él.

Diamandis, que se mostró arrepentido de su decisión, expresó que como científico, ingeniero y médico, creyó que estaba usando lo mejor que la ciencia podría ofrecer, y que la burbuja de inmunidad era segura. “Ya no creo eso”, escribió. “Una vez que estuvo claro que yo también había contraído COVID-19 (y es tan horrible como todo el mundo dice), me hice pruebas PCR y antígenos cada 12 horas, por varios días. Para mi asombro, ninguna salió positiva hasta el cuarto día de mi cuarentena, cuando hice una prueba de saliva que mide la carga viral. El resultado fue: altamente infeccioso”.

El empresario explica las medidas que tomaron al planificar el desafortunado evento: consiguieron una de las mejores compañías proveedoras de pruebas PCR en Los Ángeles, notificaron a los posibles participantes presenciales de los riesgos, les comunicaron que tendrían que hacerse la prueba 72 horas antes de llegar y enviar los resultados (todos lo hicieron) y volver a someterse a ella apenas llegar al estudio, el 23 de enero.

Todos se hicieron la prueba cada día, cada mañana, durante el tiempo de la producción: miembros, conferencistas y equipo de producción. “Cada uno fue examinado al menos cinco veces durante esos cuatro días”, enfatiza Diamandis.

  • Contrataron a una organización de salud para proveer personal médico en el set, refuerzos inmunitarios vía intravenosa y de medicina regenerativa.
  • Y la parte crítica, el uso de máscaras. Mientras que el equipo de producción audiovisual utilizó rigurosamente este implemento, a los miembros asistentes a la conferencia se les pidió que la usaran hasta que hubiesen recibido los resultados de sus test de PCR, pero el resto del tiempo, no fue un requerimiento para estar en el estudio.

“Este fue, definitivamente, uno de mis mayores errores y una de las más importantes lecciones aprendidas”, admite el empresario, Dos días después del fin de la producción, el 28 de enero, se realizaron nuevos exámenes y una persona del staff de Diamandis dio positivo.

A los cuatro días, 20 personas más, entre asistentes, conferencias y staff, tuvieron resultados positivos para COVID-19. No se infectó ninguno de los 35 empleados de producción audiovisual, el grupo en el que se utilizó rigurosamente los cubrebocas.

Hasta esta semana, el 90 % de los casos se habían recuperado y no hubo complicaciones severas.

“Me permití una falsa y peligrosa sensación de seguridad, basado en la creencia de que las pruebas PCR sirven como mecanismo de seguridad… Y ahora puedo decirles que es una falacia. El PCR es ideal para monitorear y reducir la propagación del virus, pero no es una garantía total de que no enfermaremos”.

“Cuando enviamos a nuestros niños a la escuela con un PCR de rutina o nos bajemos la mascarilla para saludar a nuestra burbuja de amigos porque salimos negativos ayer, estamos cambiando la vigilancia por la creencia en las pruebas”.

El evento estaba programado para enero de 2021, pero se reprogramó por la pandemia y se decidió invitar a apenas un 10 % de los miembros de la organización. El resto lo vio en remoto, desde sus hogares.

Abundancia reúne anualmente a 400 personas, de emprendedores a CEOS, para aprender y exponer sobre tecnologías exponenciales, desde inteligencia artificial y robótica hasta realidad virtual, realidad aumentada y biología sintética.

Related Articles