Home Comunidad ¿Qué impacto tuvo el cartel mexicano en los asesinatos en las cárceles ecuatorianas?

¿Qué impacto tuvo el cartel mexicano en los asesinatos en las cárceles ecuatorianas?

by editor

Expertos de seguridad analizan el tema, uno de ellos dice que el país sabrá poner orden y frenar.

hay más de 60 presos mexicanos en Ecuador, todos los cuales están involucrados en el tráfico de drogas a gran escala en las cárceles del país. Actualmente, este número superará los 70. La cifra la brinda Julio Ballesteros, quien se ha desempeñado como Viceministro de Justicia hasta 2019.

Considera que los asesinatos que se han producido en los centros penitenciarios nacionales en los últimos años, especialmente el martes pasado, han fallecido bajo pena de muerte a 79 personas, y la mayoría de ellos serían decapitados y desmembrados, posiblemente con el tipo de impacto que otros países han tenido durante muchos años.

Esta será una de las causas más influyentes del comportamiento bárbaro. Las consecuencias se han lamentado hasta ayer (jueves), que incrementó aún más el control citado por los propios presos, sus familias y los familiarizados con el sistema por falta de tecnología y mano de obra. Recursos y estado de la corrupción.

Sobre la influencia externa y del narcotráfico, el propio presidente Lenín Moreno lo admitió el pasado miércoles. “Lo de ayer no fue casual, fue organizado desde el exterior de las cárceles e internamente orquestado por quienes se disputan el liderazgo y el tráfico de droga en todo el territorio nacional”, dijo en un video.

Casi enseguida, en las redes también empezaron a circular dos videos en los que los grupos en disputa dicen que se trata de una purga por lograr la hegemonía, luego de la muerte de Jorge Luis Zambrano, alias Rasquiña o J. L., líder de Los Choneros, la temida banda que dominaba en el país.

En un video, un interno, rodeado de decenas de individuos con camisetas blancas, culpa a alias Fito y a Júnior de querer liderar a Los Choneros y con una especie de esclavitud, y por eso la reacción. Reivindica una alianza llamada Nueva Generación, que la integrarían los Lobos, Tiguerones, Chonero Killers y A.L.K.Q.N. Lo que más llamó la atención en ese video fue una bandera de México en el fondo. Uno de los grandes carteles mexicanos de la droga es el Jalisco Nueva Generación.

En otro video, un reo que dice pertenecer a Los Choneros, también rodeado de internos con camisetas anaranjadas, culpa de la violencia a los de Nueva Generación, Mientras, ayer, en las redes también circuló una especie de panfleto, que se atribuye al cartel de Sinaloa; en este se culpa de la violencia a los de Nueva Generación y se menciona que empezaría la venganza en las calles de todo el Ecuador.

Familiares de los reos han repetido fuera de la cárcel Regional de Guayaquil y de la de Cuenca que sus parientes les han advertido que la violencia generada es precisamente por parte de esos grupos.

Precisamente, la tarde del último jueves, el ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, reconoció que hay influencia de bandas internacionales.

Esto (en alusión a los asesinatos) es producto de la actividad criminal, aquí al menos se identifican estructuras que estarían vinculadas con organizaciones mexicanas y colombianas. Otro detalle mayor de ese no le puedo dar, porque todo tiene que ser por el proceso de investigación, son temas tan delicados y tan serios que lo que menos necesitamos es especulación”, manifestó el ministro luego de reunirse con autoridades en el Centro de Privación de Libertad Zonal 8, en la vía a Daule.

Sobre los panfletos y publicaciones en redes sociales que vincularían los crímenes en las cárceles con carteles mexicanos, Pazmiño dijo que se está investigando la procedencia y que las pesquisas revelarán mayores detalles.

No obstante, Ricardo Camacho, experto en seguridad penitenciaria y exdirector de Rehabilitación Social, califica a los volantes, que circularon en redes y fueron arrojados en la parte externa de la Cárcel Regional de Guayaquil, como un chiste de mal gusto.

“Considero que Inteligencia es lo suficientemente hábil para detener a las personas que quieren crear este caos. En Colombia, ni los paramilitares ni la guerrilla pudieron en su tiempo tomar esas decisiones (amenazas de venganza en las calles), peor estos grupos que quieren impresionar a la comunidad. Creo que no hay que darles ninguna credibilidad”.

Según él, el fallecido líder de Los Choneros era un hombre inteligente, en los ocho años que estuvo preso estudió dos carreras. Se graduó como abogado y como administrador de empresas. “Usted conversaba con él y no parecía un criminal, por eso era un buen líder. Tras su muerte intentaron tomar el liderazgo de Los Choneros: Fito y Jr. Roldán (hombres de confianza de J. L.), pero no tomaron las mejores decisiones y comenzaron las disputas con quienes eran sus aliados”.

“Por eso ahora surgió este grupo llamado Nueva Generación, que nada tiene que ver con el cartel mexicano. Aquí no tenemos grupos irregulares, aquí la fuerza pública controla e ingresa a donde sea porque vivimos en un estado de derecho”, citó Camacho. (I)

Related Articles