Home Comunidad Comerciantes de Guayaquil preocupados ante confinamiento anunciado para el fin de semana

Comerciantes de Guayaquil preocupados ante confinamiento anunciado para el fin de semana

by editor
Foto tomada de google

En los mercados de Guayaquil no descartan rematar los productos agrícolas si la orden de la autoridad es cerrar el fin de semana, en atención al estado de excepción decretado por el presidente Lenín Moreno como estrategia para contrarrestar la propagación del COVID-19.

“Nos tocará dejar mañana a precio de pan, estas papayas no aguantan hasta el lunes 26″, expuso Jonás Barbecho, dueño de un puesto en el mercado Gómez Rendón, situado en el suroeste de la ciudad.

A las 20:00 del viernes 23 empezará el confinamiento de algo más de 48 horas, el cual terminará a las 05:00 del lunes 26. Pero que se retomará en el mismo horario los siguientes tres fines de semana.

El estado de excepción de un mes contempla que de lunes a jueves el toque de queda rige en el horario de 20:00 a 05:00.

Antes de la entrada en vigencia de la restricción generalizada de movilidad para el sábado 24 y domingo 25, que implica el cierre de comercios y la suspensión del transporte de pasajeros, el ambiente en el Puerto Principal era de incertidumbre y de preocupación la tarde del jueves 22.

En el mercado Gómez Rendón los comerciantes indicaban que no iban a comprar tanto producto agrícola, ya que les representaría pérdidas en caso de que no hubiera compradores.

“Estas papayas de $ 2,5 las puedo dejar a $ 2 o $ 1,5, queriendo perder lo mínimo”, manifestó el comerciante Barbecho.

Entonces en ese centro se esperaba el pronunciamiento del Municipio respecto a qué sectores de la cadena productiva iban a seguir operativos.

Si bien el estado de excepción no afecta el despacho de víveres, respecto a los camiones que transportan productos a los centros de acopio, los dueños de locales en los mercados no tenían claro si podían atender al público.

En Guayaquil, el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal expidió una resolución minutos antes de las 17:00, en la que sostenía que se reactivaban las rutas de la salud, para garantizar el transporte de los actores del programa de vacunación en contra del COVID-19, además de reafirmar que los taxis autorizados seguían operativos como apoyo al personal de primera línea.

En la calle Ayacucho, dueños de locales de venta de repuestos automotores lamentaron la interrupción obligada de actividades programada para el fin de semana, puesto que necesitaban trabajar para reunir recursos y pagarles a los proveedores o a la banca.

El propietario Johnny Coppiano sostuvo que comunicaron en sus plataformas que abrirán a las 07:00 el viernes 23 en vista del cierre forzado. “El sábado es cuando más se mueve (el comercio), porque los dueños de carros aprovechan que están libres para arreglarlos”, manifestó.

Comentó que abrir temprano significaría exponerse a delincuentes en moto, pero que debían arriesgarse porque los bancos cobran sábado, domingos y feriados, en alusión a los recargos por mora.

Freddy Méndez, otro comerciante, reflexionó que era preferible aferrarse a la vida, mas, no al dinero. Dijo que pese a que están endeudados y el confinamiento los golpearía más, el toque de queda era una decisión a respetar, pero lamentando que esta haya sido consecuencia de la irresponsabilidad ciudadana.

“Yo les he pedido a los clientes que no se suban la mascarilla”, expuso.

En las distribuidoras farmacéuticas, Katty Navarrete manifestó que su personal laborará el fin de semana porque deben responder ante la necesidad de medicina. “Tenemos un fin humanitario, ya tengo un transporte para el personal”, señaló.

Patricia Ycaza, habitante de una ciudadela de la autopista Narcisa de Jesús, dijo que planeaba el fin de semana reunirse con tres amigas a propósito de su cumpleaños, pero que les tocaba respetar la decisión adoptada para contrarrestar la propagación del virus. Remarcó que solo eran una reunión de cuatro personas.

El toque de queda busca desalentar las movilizaciones humanas, por constituir un factor de contagio.

El COE de Guayaquil indicó en su resolución que se permitía el acceso a parques en el horario fuera del toque de queda. Recordó las restricción ya vigentes respecto al aforo en restaurantes, entre otros establecimientos. 

Related Articles